Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de la policía francesa / EP

La policía francesa acaba con una ‘rave’ de 2.500 personas en Rennes

Los gendarmes trataron de evitar el inicio de la fiesta, el día de nochevieja, y fueron violentamente agredidos por algunos de los participantes

2 min

Francia también ha vivido una intensa salida y entrada de año debido a la celebración de varias fiestas ilegales, totalmente prohibidas por atentar contra las medidas de seguridad para evitar la expansión del coronavirus. La más espectacular se vivió en Rennes, al norte del país, donde una de estas concentraciones, disuelta a primera hora de este sábado, congregó a unas 2.500 personas.

Como en el caso de Llinars del Vallès, la ‘rave’ atrajo a público procedente de numerosos países europeos aunque, a diferencia de la celebrada en Cataluña, la policía francesa sí trató de impedirla, al tener noticias sobre su celebración. Su actuación derivó en una batalla campal, que acabó con varios agentes heridos por el impacto de piedras y botellas.

Desalojo sin incidentes

Además, al menos tres vehículos policiales terminaron con destrozos y otro fue incendiado por los asistentes a la fiesta.

No obstante, según las autoridades francesas, el desalojo de la ‘rave’ se ha producido sin incidentes, hasta el punto de que no ha sido necesaria la intervención directa de la policía, que se ha limitado a supervisar la dispersión e identificar a los participantes en la fiesta.

Incidentes en nochevieja

Al margen de la circunstancia especial de este año, como consecuencia de la pandemia del Covid-19, la policía gala está ya acostumbrada a que se produzcan numerosos incidentes en la última noche del año, especialmente en lo que a incendios de vehículos se trata.

En las últimas nocheviejas, se han registrado centenares de incendios de vehículos en el país vecino y el pasado año también se dio aviso por la quema intencionada de un inmueble, producto de actos delictivos que se producen en fechas señaladas, como también suelen darse el 14 de julio, día de la fiesta nacional francesa.