Menú Buscar
Persinas alicantinas en un balcón

Persianas: cómo saber cuál elegir

Comprar persianas online es más sencillo que nunca, con modelos a medida y que no requieren obras

6 min

Al momento de “vestir” nuestras ventanas con persianas hay que tener en cuenta varios factores. Es importante elegir el material adecuado, conocer el tipo de montaje e instalación que requieren y contar con un buen servicio de asesoramiento.

¿Madera o PVC? ¿Veneciana o alicantina? ¿Exterior o interior? Muchas son las preguntas que surgen en torno a la instalación de persianas en nuestro hogar, ya que la variedad y composición de estos productos ha aumentado considerablemente en los últimos años. De hecho, ahora es posible comprar persianasenrollables a medida online y recibirlas en tu hogar, sin necesidad de obras ni grandes inversiones.

Hay que tener en cuenta que la persiana no es simplemente un elemento decorativo. Se trata de un aspecto fundamental que incide en la vida cotidiana de quienes vivan o trabajen en el ambiente. Brindan sombra y fresco en el verano, contribuyen al aislamiento en el invierno y son infalibles dando intimidad todo el año

Sin embargo, es muy recomendable informarse en profundidad antes de realizar la compra. Por eso, aquí te explicamos las características de cada tipo de persiana disponible para que elijas la que mejor se adapte a tu ventana y a tu bolsillo.

Que tipo de material conviene

Lo primero que hay que decidir es el tipo de material. Actualmente, tanto en madera como en PVC, la variedad es grande y se adapta a cualquier diseño arquitectónico, ya sea moderno, clásico o colonial.

La madera es un material muy noble y suele ser el preferido cuando se trata de decorar el hogar. Son muy funcionales a la hora de controlar la cantidad de la luz que entra por las ventanas y además aportan distinción, elegancia y calidez a los ambientes. Las persianas de madera tienen diferentes tonos de acabado e incluso vienen pintadas con colores, como blanco o azul, para combinar con cualquier fachada. No hay que temer al efecto de la lluvia, el sol o el frío sobre la madera, siempre que se adquieran unas persianas de buena calidad y se las cuide convenientemente, es decir, se haga un mantenimiento periódico.

Por su parte, las persianas de PVC o plástico, son una tendencia en alza, ya que conjugan tres ventajas muy importantes: resistencia, ligereza y precio. Son las preferidas de las personas mayores, ya que resultan muy livianas para levantar y bajar, y suelen ir por debajo de la madera en cuanto a costos. El PVC, además, soporta fuertemente las diferentes condiciones meteorológicas y prácticamente no necesita mantenimiento. Otro factor importante es su capacidad de aislamiento térmico y acústico, que se refleja en la reducción de las facturas de luz y gas.

En definitiva, ambos materiales pueden adaptarse al exterior, al bolsillo y a los gustos de cada familia. 

Persianas sin obras

Actualmente es posible instalar persianas alicantinas enrollables o venecianas con conocimientos básicos de bricolaje, evitando así los trastornos de una obra y reduciendo significativamente los costos. Se pueden conseguir online a medida con buen precio y asesoramiento.  

Entre las persianas que permiten instalarse sin necesidad de obras, podrá optarse por las alicantinas (enrollables) o las venecianas. Ambas pueden fabricarse en los materiales descritos en el punto anterior, es decir, tanto en madera como en PVC, además de en aluminio. Las persianas alicantinas son un clásico en nuestro país. Aunque el origen de las persianas es persa, tal y como su nombre sugiere, no habrá que ser un conocedor de historia para suponer de donde viene su apellido. Efectivamente provienen de Alicante, más precisamente de la población de Sax, que a finales del siglo XIX basaba su economía en la producción vinícola y comenzó a fabricar esta especie de cortina con sarmientos aun verdes de la vid, para aislar el vino de las moscas, el sol y el calor.  

Desde ese entonces hasta hoy, las persianas alicantinas han evolucionado en composición, materiales y calidad para convertirse en una opción versátil y económica de persianas, fáciles de instalar y a un precio asequible.  Estas persianas tienen un cuerpo principal compuesto por un engranaje de lamas de madera o PVC, ensambladas lateralmente. Poseen un cordón que lo recorre y se une a una polea para que, al tirar del cordón, la persiana se enrolle sobre sí misma. De esta forma, se puede regular el paso de luz sin impedir el del aire.

Versatilidad de las venecianas

La otra gran opción cuando hablamos de persianas sin obras, son las venecianas. En este caso, las lamas suben o bajan accionando unos cordones laterales: se pliegan unas sobre otras para permitir paso de luz o se extienden para impedirlo, consiguiendo una oscuridad casi total. Tienen un diseño funcional que les permite quedar bien en todo tipo de ambientes, desde un despacho a una cocina.

Cabe destacar que las dimensiones y el grosor de las lamas puede variar en función de la estancia donde se vaya a colocar. Ofrecen gran variedad de opciones para adaptarse a cualquier espacio o decoración.

--

Contenido patrocinado