Menú Buscar
Alsasua: contra la memoria

Pamplona sale a la calle para mostrar su apoyo a la Guardia Civil

Cientos de personas se concentran ante las puertas de la Comandancia de la Benemérita en Navarra tras las agresiones a dos agentes y sus parejas

3 min

Noche intensa en Pamplona. La capital navarra es el epicentro de la manifestación de apoyo a la Guardia Civil, tras la agresión de dos agentes y sus parejas el sábado en Alsasua, un pueblo de la Comunidad Foral. Cientos de personas se han concentrado ante las puertas de la Comandancia este lunes como muestra de rechazo a la violencia y para posicionarse al lado de la Benemérita.

La llamada de la asociación Vecinos de Paz ha surtido efecto. Su portavoz, Maribel Vals, ha reivindicado que lo ocurrido en Alsasua "es un acto terrorista" y que Navarra necesita a la Guardia Civil, garante de libertad. Los cientos de personas movilizadas han aplaudido a los mandos de la Benemérita en la Comunidad Foral. Éstos han respondido con saludos desde las escaleras de acceso a la Comandancia.

Ausencia de EH Bildu y Podemos

Los concentrados mostraron el lema "Navarra por la libertad, con la Guardia Civil" en una pancarta y lanzaron consignas a favor de la libertad, la justicia y la presencia de todos los cuerpos de seguridad (Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Foral). También han criticado a EH Bildu y al alcalde aberzale de Pamplona, Joseba Asiron.

En el acto han participado la delegada del Gobierno, Carmen Alba; el expresidente de Navarra Miguel Sanz; el exalcalde de Pamplona Enrique Maya; el director general de Paz y Convivencia del Gobierno foral, Álvaro Baraibar; la popular Ana Beltrán; los regionalistas Javier Esparza, Íñigo Alli, Sergio Sayas y Fermín Alonso, y los socialistas María Chivite y Guzmán Garmendia. Ni rastro de EH Bildu ni Podemos.

Terror en Alsasua

La manifestación coincide con la reunión en Alsasua de la junta de portavoces del ayuntamiento, que debate la aprobación de un texto de condena a la agresión. Algunos aberzales han expresado su solaridad con los jóvenes detenidos por el ataque del sábado y han pedido el archivo judicial de la causa abierta. En la localidad, precisamente, nadie se ha atrevido a salir a la calle a favor de la Guardia Civil, pese al deseo, por "terror".