Menú Buscar

Oleada de pintadas antituristas en Barcelona

Los mensajes han aparecido de nuevo en Vallcarca y en las jaulas de los leones y de los cocodrilos del zoo

22.07.2017 00:00 h.
3 min
La pintada con la que amaneció el barrio de Vallcarca el pasado miércoles en la bajada de la Gloria, uno de los accesos al Parc Güell / CG

Nueva oleada de pintadas antiturista en Barcelona. Los mensajes han aparecido esta semana en los accesos al Parc Güell desde el barrio de Vallcarca y en el zoo.

En el barrio de la periferia, en concreto, los autores han ido más allá que en la anterior ocasión, que tuvo lugar en mayo. De forma sarcástica, han propuesto a los turistas una nueva actividad en el parque diseñado por Antoni Gaudí: “Querido turista: ¡el balconing es divertido!”. Les invitan a marcharse de una zona que ha visto su tranquilidad amenazada frente al tsunami del turismo masivo.

Una de las pintadas que han aparecido en Vallcarca en contra del turismo masivo / CG

Una de las pintadas que han aparecido en Vallcarca en contra del turismo masivo / CG

Pintadas anónimas

“No sabemos quiénes son los autores”, explica José González, uno de los miembros de la asociación Som Vallcarca, a Crónica Global. Tampoco tiene constancia de ello el ayuntamiento. Este viernes, 21 de julio, los operarios del consistorio las borraron. Demasiado tarde. Algunos colectivos del barrio ya habían aprovechado para inmortalizar el recuerdo.

Las pintadas contra los turistas son una tónica habitual este verano en Barcelona. Son una constante en los barrios con mayor presencia de visitantes, cómo Gràcia y Ciutat Vella. Los viajantes viven con desconcierto esta situación.

En uno de los lugares más preparados para ellos en la ciudad, el zoo, los anónimos han colgado carteles crueles que invitan a los turistas a entrar en las jaulas de los leones y de los cocodrilos.

La 'turismofobia' también se ha colado en el zoo de Barcelona / CG

La 'turismofobia' también se ha colado en el zoo de Barcelona / CG

El verano avanza y con ello aumenta la presencia de personas en las calles de Barcelona. Al mismo tiempo, también se multiplican las protestas vecinales. Continúan organizando acciones para paliar los efectos negativos que está produciendo el estío en la ciudad. Así se ha podido apreciar en las últimas semanas en La Barceloneta.

Mientras tanto, el ayuntamiento y el consorcio turístico continúan buscando soluciones a un fenómeno que va para largo.

¿Quiere hacer un comentario?