Menú Buscar
Fotografía de Janet Jumillas difundida por la policía catalana / MOSSOS

Los Mossos confirman que el cadáver de El Prat corresponde a Janet Jumillas

El cuerpo había aparecido en la zanja de un solar donde había una antigua fábrica, tapado con una manta vieja dentro de una zanja

23.05.2019 09:47 h.
3 min

Los Mossos d'Equadra han confirmado que el cuerpo encontrado este martes en El Prat de Llobregat corresponde Janet Jumillas, la mujer desaparecida el pasado mes de marzo en Cornellà de Llobregat. La identificación del cuerpo se ha llevado a cabo gracias a las pruebas dactilares, que han corroborado la identidad pero que la policía ya daba casi por supuesta

La policía catalana registró el domicilio de Aitor Garcia, su presunto asesino, a diez minutos del lugar del que se supo de ella por última vez. Los investigadores encontraron entonces restos biológicos que hacían pensar que la desaparecida había fallecido. Tanto él como una segunda persona están detenidas por este trágico suceso.  

Dura tragedia

Janet Jumillas desapareció el pasado 13 de marzo, tras salir de hacer unas gestiones de Hacienda en Cornellà. Había quedado con su sobrino para almorzar, pero nunca llegó a presentarse. Su coche estaba intacto en el aparcamiento donde lo había dejado.

Los investigadores revisan los restos encontrados en el lugar donde se encontró el cuerpo de Janet Jumillas / EFE

Los investigadores revisan los restos encontrados en el lugar donde se encontró el cuerpo de Janet Jumillas / EFE

El cuerpo apareció en un solar de El Prat, en una zanja tapado con una manta vieja y con la vestimenta que corresponde a la víctima el día de la desaparición. La identificación del cadáver ha sido ardua, dado el mal estado del cuerpo por su avanzado estado de descomposición

Limpieza de pruebas

Aitor García habría intentado deshacerse de todas las pruebas que pudieran incriminarle con la muerte de la víctima. Diversas imágenes captadas por los Mossos y que publicó La Vanguardia lo incriminaban, puesto que se le veía con las bolsas de basura en las que se encontraron utensilios de limpieza con restos biológicos y cristales rotos de las gafas de la víctima. Asimismo, intentó limpiar con lejía algunas de las paredes de su casa. 

Janet era vecina de Viladecans, y allí la esperaba su sobrino para desayunar el día que despareció. La víctima le envió un audio en el que le aseguraba que tardaría media hora en llegar al municipio, pero nunca llegó. Tenía 39 años y era madre soltera de dos hijos. A esta tragedia familiar se suman la muerte de dos de sus hermanos.