Menú Buscar
Empleados de Google protestan en la sede de Londres contra el acoso sexual

'Me Too’ llega a Google: protestas contra la indulgencia por el acoso sexual

El creador del software Android, Andy Rubin, fue indemnizado con 90 millones de dólares en 2014, pese a que la empresa concluyó que las denuncias en su contra eran creíbles

01.11.2018 17:19 h. Actualizado: 01.11.2018 17:31 h.
3 min

El movimiento ‘Me Too’ contra el trato indulgente ante prácticas de acoso sexual sigue creciendo. Y este jueves, cientos de trabajadores de Google salieron a la calle de varios ciudades en todo el mundo para expresar su apoyo a las víctimas y mostrar su desacuerdo con la respuesta laxa mostrada por el ‘gran buscador’ de  internet ante los directivos involucrados en estas prácticas.

Se trata de la muestra más reciente de la respuesta contra la explotación masculina de mujeres subalternas en los sectores empresarial, político y del espectáculo. En Silicon Valley, las mujeres se están hartando de que las plantillas estén compuestas mayoritariamente por hombres, un desequilibrio evidente que, según los críticos, fomenta conductas desagradables similares a las de una fraternidad universitaria.

'Paro por el cambio real'

La protesta de Google, llamada "Paro por el cambio real", se celebra una semana después de que el New York Times detallara las acusaciones de conducta sexual indebida contra el creador del software Android, Andy Rubin, indemnizado con 90 millones de dólares en 2014 pese a que Google concluyó que las denuncias en su contra eran creíbles.

La misma publicación reveló acusaciones del mismo tipo contra otros ejecutivos como Richard DeVaul, director Laboratorio X,  la unidad de investigación de Google que creó proyectos como los autos sin conductor o los globos que pueden transmitir internet. Aunque las quejas aparecieron hace años, DeVaul renunció el martes sin indemnización, según confirmó Google.

Línea dura contra el comportamiento inapropiado

El director general de Google, Sundar Pichai, en un mensaje remitido a la plantilla este martes, reconocía haber escuchado a muchas empleadas hablar respecto al tema de la conducta inapropiada en el trabajo, y estar "profundamente arrepentido por las acciones pasadas y el dolor que causaron a las trabajadoras".

"Como director ejecutivo, personalmente ha sido importante para mí tomar una línea mucho más dura sobre el comportamiento inapropiado", dice Pichai en el mensaje, y reitera que Google había despedido a 48 empleados en los últimos dos años, incluidos 13 altos ejecutivos, como resultado de acusaciones de acoso sexual.