Menú Buscar
Policías investigan la escena tras el atentado suicida perpetrado en el principal aeropuerto de Estambul, Ataturk.

Más de 40 muertos en un atentado en el aeropuerto de Estambul

Diversos terroristas se han inmolado en la zona del control de seguridad después de abrir fuego con un kalashnikov

Redacción
2 min

La cifra de muertos en el atentado registrado este martes en el aeropuerto Ataturk de Estambul, el principal aeródromo de la ciudad turca, asciende a 42 --10 extranjeros y 3 con doble nacionalidad-- y los heridos suman 238, según los datos actualizados por las autoridades del país.

Las autoridades han atribuido el ataque a tres terroristas suicidas que se inmolaron en la zona del control de seguridad, aunque testigos hablan de cuatro. Turquía sospecha de Estado Islámico, aunque este grupo todavía no se ha atribuido la autoría.

El ministro de Justicia, citado por NTV, ha explicado que uno de los suicudas abrió fuego con un fusil kalashnikov antes de detonar los explosivos. Varios vuelos han sido desviados a otros aeropuertos del país, mientras el Ataturk ha cancelado todas las salidas.

Los medios locales han difundido imágenes en las que se aprecian los graves daños sufridos en las instalaciones. Según testigos consultados por cadenas de televisión, los taxistas han colaborado con las ambulancias en la evacuación de los heridos.

El primer ministro turco, Binali Yildirim, ha convocado un gabinete de crisis para analizar lo ocurrido. La Unión Europea ha condenado los hechos.

Ola de atentados

El segundo aeropuerto de Estambul, el de Sabiha Gokcen, ya fue atacado en diciembre de 2015, en un atentado en el que perdió la vida una mujer del personal de mantenimiento y que fue reivindicado por el grupo armado Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK).

Estambul también ha sido escenario este año de varios atentados, entre ellos dos cometidos por terroristas suicidas en varias zonas turísticas y de los que las autoridades culparon al grupo yihadista Estado Islámico. En Ankara han tenido lugar dos ataques con coche bomba reivindicados por milicianos kurdos.