Menú Buscar
Los 'okupas' del Banco Expropiado de Barcelona por una calle de Gràcia. A la derecha, el panfleto marca la fachada de un negocio turístico vecino.

Los 'okupas' del 'Banc Expropiat' se ceban con los pisos turísticos

Una pequeña gestora de apartamentos cercana al local denuncia que los activistas le "invitan a dejar el barrio"

Redacción
2 min

Los 'okupas' del Banc Expropiat de Barcelona apuntan ahora al turismo. Una pequeña gestora de apartamentos turísticos situada cerca del local tomado por los activistas denuncia "hostigamiento" que padece por parte de estos grupos. El negocio apareció el fin de semana 'marcado' con adhesivos que le denunciaban por "no responder a las necesidades del barrio".

El empresario alza la voz contra el grupo de radicales. "Tengo cuatro pisos turísticos, todos legales registrados y con los impuestos al día. Pese a ello, me han pintado la fachada, insultado y ahora me 'marcan'. ¿Qué aportan ellos al barrio que yo no haga?", explica a Crónica Global.

En este sentido, el comerciante subraya que emplea a cuatro personas de forma directa e inyecta fondos a la economía local. "Taxis y comercios se benefician de la actividad que desarrollamos aquí. ¿Por qué no hacen nada las administraciones para protegernos?", denuncia.

"Tourists go home"

El empresario recuerda que recibe a personas de Estados Unidos, Luxemburgo y Canadá. "Antes solo pintaban la fachada. Días después pasaba el ayuntamiento y lo limpiaba. Ahora tardan más y hacen las pintadas en inglés. Grafitean Tourists Go Home (turistas váyanse a casa) y Tourism Kills Our Neighbourhood (El turismo mata los barrios)", sostiene.

Según él, "los huéspedes empiezan a notar la tensión: con los altercados tras el desalojo, lo han pasado mal".

En un verano turístico que se espera de récord, el operador recuerda que ya tiene las reservas cerradas. "¿Quién les explicará a mis clientes que hay hostilidad hacia ellos?", se pregunta.

Según el empresario, el marcaje empezó hace dos años, tras las protestas de vecinos contra el turismo masivo en la Barceloneta. "Poco después se extendió aquí. Denunciar no sirve de nada, y la mediación tampoco. Te llaman 'capitalista'. Y el ayuntamiento les da cobertura", concluye indignado.