Menú Buscar
El Liceo en el que han estudiado los hijos de Iñaki Urdangarin ha tenido que inyectar más de 3,5 millones para adaptarlo a la legislación vigente.

El colegio de los 'pijos' de Barcelona incumple la normativa urbanística

El Liceo Francés, que ha educado a los hijos de Urdangarin, Laporta o los Palatchi, invierte 3,5 millones en su parvulario para adecuarlo a la legislación

4 min

El colegio de la élite de Barcelona incumple la normativa urbanística. El Liceo Francés infantil de Barcelona, en el que han estudiado los hijos de Iñaki Urdangarin, Joan Laporta o Marta y Gabriela Palatchi --hijas del propietario de Pronovias-- ha tenido que inyectar más de 3,5 millones de euros en su parvulario para adaptarlo a la legislación vigente.

Así figura en el anteproyecto de obra de la nueva École Maternelle, al que ha tenido acceso este diario. El documento consigna que el objetivo de la obra --a terminar en 2017-- es "la adecuación a las normas reglamentarias y técnicas".

Fuentes internas del colegio confirman a Crónica Global que las obras empezarán en julio para evitar la afectación sobre los 122 alumnos. "El diseño transformará el equipamiento para adaptarlo a la legislación vigente. Dos de los módulos son villas de 1905 que habían quedado obsoletas", señalan.

Estudio famoso

Oficialmente, el Liceo Francés declina confirmar si su escuela para peques, en la que estudian tres niveles de alumnos antes de llegar a primaria, cumple los requisitos legales para operar. Por su parte, la Consejería de Educación de la Generalitat recuerda que las escuelas internacionales "se ciñen a los criterios de las embajadas". El departamento solo visa los proyectos de obras y les da el visto bueno.

La arquitecta al mando del proyecto, Anna Bassat, confirma que "una de las dos villas presentaba mal estado de conservación". La socia fundadora del estudio B720 --e hija del famoso publicista Lluís Bassat-- concreta que los trabajos persiguen "modernizar las instalaciones y dotar al colegio de los elevados estándares que establece la Aefe".

Ley dura

En efecto, la normativa de la Agencia para la Enseñanza del Francés en el Extranjero (Aefe) establece las regulaciones que los centros en el exterior deben cumplir. "Construir una guardería no es complicado. Lo complejo es seguir las normativas aplicables en cada caso: puertas de incendios, rampas para minusválidos, puertas con el tamaño y apertura adecuadas, etc", abunda un arquitecto especialista consultado.

Preguntada sobre qué criterios incumple el Liceo Francés infantil, la Aefe ha declinado contestar. Precisamente, un representante de esta agencia gubernamental decidió junto a la dirección del centro y los padres qué anteproyecto preferían. Finalmente, el tribunal eligió la propuesta de B720. 

Un colegio caro

Al margen del coste adicional que pueda suponer poner al día las instalaciones, el Liceo Francés ya es de por sí un colegio de relumbrón. Inscribir a un menor de tres años en el centro cuesta 4.569 euros al año, más 1.000 euros en concepto de matrícula no reembolsable. El régimen de media pensión en la guardería cuesta 999 euros al año por cuatro comidas a la semana.

Además de los barceloneses vip señalados, el Liceo Francés ha acogido en sus aulas a otras personas de la alta sociedad, por las que han desfilado los retoños del imperio de perfumería Puig, los más pequeños de la familia Roca o a una nieta de Juan Antonio Samaranch, expresidente del Comité Olímpico Internacional (COI).