Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Investigador científico en una imagen de archivo.

Las 'cosquillas' en el cerebro pueden aumentar la inmunidad

Un grupo de investigadores halla la manera de desarrollar nuevos fármacos que utilicen el potencial del órgano más complejo para curar

Redacción
2 min
Un grupo de científicos ha descubierto que la estimulación artificial del cerebro aumenta la inmunidad en ratones de una manera que podría ayudar a explicar el poder de los placebos.

Según un estudio publicado en la revista Nature Medicine recogido por Yahoo, este descubrimiento podría ser clave para desarrollar nuevos fármacos que utilicen el potencial del cerebro para curar.

"Nuestros resultados indican que la activación de áreas del cerebro asociadas con las expectativas positivas pueden afectar la forma en que el cuerpo hace frente a las enfermedades", afirmó la autora principal Asya Rolls, profesora asistente en el Instituto Technion-Israel de Tecnología de la Facultad de Medicina.

Sistema de recompensa

Desde hace tiempo se sabe que el sistema de recompensa del cerebro humano se puede activar con un placebo desprovisto de cualquier ingrediente activo si la persona que lo toma piensa que es medicina real. "Pero no estaba claro si esto podría afectar al bienestar físico", añade Rolls.

Rolls y sus colegas incubaron células inmunes de los ratones expuestos a la bacteria mortal de E. coli después de que células específicas en el centro de recompensa de los animales habían sido estimuladas. La conclusión es que estas células inmunes fueron al menos dos veces más eficaces en matar las bacterias que las ordinarias.

En una segunda prueba, los científicos vacunaron diferentes ratones con las mismas células inmunes. Treinta días después, el nuevo conjunto de roedores tenía el doble de probabilidades de luchar contra la infección.

Próximo paso

El próximo paso es encontrar fármacos que puedan reproducir esta causa y efecto. "Quizás podrían ser utilizados con fines terapéuticos", especuló Rolls.

El avance ha sido posible gracias a dos nuevas tecnologías, dijo el otro autor principal del estudio, Shai Shen-Orr, también del Instituto Technion-Israel de Tecnología.

El primero permite a las neuronas estar en modo encendido o apagado, y la segunda proporciona a los científicos perfiles de alta resolución de cientos de miles de células en el sistema inmune.

Destacadas en Vida