Menú Buscar
La familia Samaranch y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau

La familia Samaranch 'pasa' del gesto de la alcaldesa Colau sobre su padre

Los hijos del dirigente olímpico fallecido prefieren declinar la polémica que busca el equipo de gobierno barcelonés con el anuncio de retirada de la estatua

4 min

Los dos hijos del fallecido dirigente olímpico Juan Antonio Samaranch y su esposa María Teresa Salisachs Rowe (conocida socialmente como Bibis), María Teresa (Mo) y Juan Antonio (JAS para los colegas y amigos), no quieren dar ninguna importancia a la última ocurrencia de Ada Colau, alcaldesa de Barcelona actual, consistente en retirar una estatua en homenaje a su padre de las dependencias municipales, según confirman desde su entorno más directo.

Tras conocerse la pretensión del equipo de gobierno de Barcelona En Comú, anunciado por su dirigente y teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, los hijos del que fuera también presidente de La Caixa y del RAC han recibido un aluvión de llamadas, de mensajes de Whatsapp y de correos de solidaridad con su padre y con ellos como descendientes directos.

Los hijos recuerdan el funeral de Estado

Sin embargo, según las mismas fuentes, responden agradecidos por el recordatorio pero declinan potenciar la polémica abierta por los políticos municipales. En Madrid, el hijo es más explicito en ambientes de negocios, desde su posición de co-propietario, co-fundador y co-presidente de su boutique financiera GBS Finanzas. En ese ámbito es donde sus allegados han conocido su visión de la acontecido: su padre tuvo un funeral de Estado y una trayectoria ejemplar en todos los tiempos que le tocó vivir --desde el franquismo, la transición pasando por la época socialista y después la conservadora-- y siempre en sintonía con su Cataluña natal.

El hijo Juan Antonio es también miembro del Comité Olímpico Internacional y sabe de primera mano las puertas que abre ser hijo del legendario Samaranch en el mundo de los negocio a nivel internacional, y en especial en China, donde ahora esta centrando gran parte de sus esfuerzos.

Felipe VI: “Un español universal”

Los herederos de Samaranch no quieren dignificar la ocurrencia de Colau y se limitan a recordar el reconocimiento internacional a su padre en múltiples países, instituciones y personalidades de todo el mundo. Un hecho que contrasta, según reconocen, con la reacción del ayuntamiento de su ciudad natal. El propio rey Felipe VI, en su rol de Príncipe de Asturias, se refirió a Juan Antonio Samaranch en su funeral, como “un amigo entrañable”, “un español universal” y lo despidió con un “nunca podremos olvidar”.

Algún próximo a los herederos Samaranch confirma que si Colau busca polémica con el anuncio de retirar la escultura en su memoria que figura en el patio interior del edificio consistorial --por el supuesto “pasado controvertido” en política del ya fallecido-- no lo logrará al menos con los familiares del que fuera uno de los rostros más destacados del deporte en el mundo.

Juan Antonio Samaranch Torelló (Barcelona, 1920-2010), estuvo al frente del Comité Olímpico Internacional (COI) durante 21 años y retuvo la presidencia de honor hasta su muerte. Recibió en 1991 del Rey el título de marqués de Samaranch. Acumuló otros honores y distinciones como el premio Príncipe de Asturias del deporte, fue investido doctor honoris causa por varias universidades, el Premio de la Paz concedido por Corea del Sur y varias Grandes Cruces. También era académico de la Real de Bellas Artes de San Jorge y poseía el Collar de la Orden de Isabel la Católica, la más importante y relevante distinción del Estado español.