Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rafael Catalá a su salida del Colegio de Abogados de Córdoba en la Audiencia de Navarra contra cinco integrantes de 'La Manada' / EFE

Jueces y fiscales piden la dimisión de Catalá

Siete asociaciones del sector han emitido un comunicado conjunto en relación a las declaraciones del ministro de Justicia sobre la sentencia de La Manada

3 min

Asociaciones de jueces y fiscales han reaccionado a las declaraciones del ministro de Justicia Rafael Catalá y han pedido su dimisión. Alegan que entre las críticas hacia el tribunal que ha juzgado a La Manada, “hay descalificaciones insultantes”, y que la sentencia ha sido “objeto de furibunda y exacerbada crítica”.

En el comunicado, firmado por las siete asociaciones españolas de jueces, juezas y fiscales, se exige “una vez más” la dimisión de Catalá. Como argumentos, señalan que “la intromisión del Ejecutivo en las labores que le corresponden exclusivamente al Consejo General del Poder Judicial y los comentarios acerca de la capacitación o no de un magistrado son una temeridad por quien ejerce como ministro de Justicia”.

El comunicado emitido por jueces y fiscales de España contra el ministro de Justicia

El comunicado emitido por jueces y fiscales de España contra el ministro de Justicia

La reacción del sector judicial se debe a las declaraciones que Rafael Catalá ha realizado esta mañana, en las que ha dicho que el juez Ricardo Javier González de la Audiencia Provincial de Navarra “tiene algún problema” y que "todos lo saben", ya que ha emitido un voto único para absolver a los cinco acusados de abuso sexual.

Los jueces consideran "un peligro" que "un ministro o su Gobierno" utilicen las resoluciones judiciales "con intereses electorales", porque consideran que hoy puede ser por la sentencia de La Manada pero mañana puede ser por cualquier otra cosa, lo que va en detrimento del respeto por "el funcionamiento de las instituciones". 

Jueces de Navarra ven un escándalo

Por su parte, los jueces de Navarra han pedido la “inmediata dimisión” del ministro por considerar la declaración contra el magistrado González como “especialmente escandalosa”.

Los magistrados aseguran que Catalá es “el único ministro reprobado en nuestra democracia, quien sabiendo que el Consejo General del Poder Judicial no puede actuar en el ejercicio de la función jurisdiccional, con una clara intención de confundir a la ciudadanía y movido por intereses exclusivamente políticos, ha solicitado que se exijan responsabilidades disciplinarias”.