Menú Buscar
Una imagen de los escaladores de la Sagrada Familia

Unos jóvenes escalan la fachada de la Sagrada Familia aprovechando la escasa seguridad

El Patronato reconoce la falta de efectivos y ampliará el número de agentes del turno nocturno

3 min

Vulnerabilidad. Es la palabra que mejor define lo ocurrido la noche del pasado viernes, 9 de marzo, en la Sagrada Familia de Barcelona. Unos jóvenes aprovecharon la escasa seguridad del recinto para escalar la fachada del templo expiatorio. Y lo grabaron. Ahora, la basílica reforzará las medidas.

La fortuna es que, en esta ocasión, han sido unos youtubers profesionales inofensivos los que han dejado al descubierto las carencias de uno de los monumentos más fotografiados del mundo. A fin de cuentas, hay que agradecer que su peripecia servirá para reforzar la seguridad.

"Una auténtica locura"

En el vídeo, que ellos mismos han publicado en Youtube, muestran cómo esquivaron todas las medidas de seguridad y, en primera persona, uno de ellos dice: "Esto va a ser una auténtica locura". A tenor de la información que ofrecen las imágenes, son tres los jóvenes que, al final, enseñaron su huida.

¿Qué ocurrió? Los vigilantes los detectaron cuando ya habían llegado a la altura de la nave central. Trataron de acceder a los intrusos mediante un montacargas, pero los youtubers se fugaron por los andamios y escaparon a la carrera. Ascenso interruptus.

Más agentes

El Patronato de la Sagrada Familia ha salido al paso del suceso. Ha confirmado que los jóvenes esquivaron la seguridad y saltaron la valla, y que huyeron. El dispositivo de seguridad era insuficiente. La reacción fue lenta.

Ahora, estudiarán medidas para evitar futuros sustos, en plena amenaza yihadista. Ampliarán el número de agentes de seguridad que cubren el turno de noche.

Tras los atentados...

Hay que añadir que, a raíz de los atentados yihadistas contra Barcelona y Cambrils en agosto, el Ayuntamiento de Barcelona y la Sagrada Familia han reforzado las medidas de seguridad. El primero ha instalado bolardos y ha peatonalizado una parte del entorno de la basílica. La segunda ha puesto escáneres y detectores de metales​.

Los atentados pasaron factura a la Sagrada Familia en la segunda mitad del año.