Menú Buscar
Cajas con marihuana intervenidas en Cataluña / MOSSOS

Intervienen 1.100 plantas de marihuana transportadas en cajas de cartón

La policía catalana sospecha que el valor del cargamento podría superar los 15.400 euros en el mercado negro

3 min

Los Mossos d'Esquadra han detenido a dos hombres que transportaban 1.1000 plantas de marihuana en siete cajas de cartón. Los dos arrestados conducían una furgoneta por el municipio de Quart, en Girona, cuando los agentes les localizaron con un cargamento cuyo valor sobrepasa los 15.400 euros. 

La policía catalana les dio el alto por circular en contra dirección y los sospechosos se dieron a la fuga. Los dos hombres, de 42 y 58 años eran vecinos de Gavà y Castelldefels y tenían antecedentes policiales. 

Más de 15.000 euros en marihuana

Las plantas de marihuana incautadas tienen un valor de unos 15.478 euros, por lo que ambos están acusados como presuntos autores de un delito contra la salud pública

Pasaron a disposición judicial el martes 8 de octubre, según han comunicado los Mossos, y el juez decretó para ellos la libertad. 

500 kilos de hachís por la AP-7

Esta no ha sido la única intervención de drogas que tuvo lugar a principios de semana. Los Mossos d'Esquadra cazaron a dos personas que transportaban 500 kilos de hachís por la AP-7 en dirección a Francia. La policía catalana detuvo a los dos hombres en La Jonquera (Girona), tras tener sospechas de que podría estar trasladando sustancias estupefacientes en el interior de un coche. Uno de ellos, el conductor de este vehículo, se encuentra en prisión provisional mientras que el juez ha acordado libertad con cargos para el segundo implicado. 

drogas
Coche con fardos de hachís intervenidos en Cataluña / MOSSOS

Los arrestados fueron localizados a la altura de Bellaterra (Barcelona). En este operativo participaron, además de los agentes de los Mossos, dos vehículos de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria.

Sospecha del cargamento

Los agentes policiales localizaron el vehículo en una retención de tráfico. En su interior intuyeron fardos como los que se suelen utilizar para el transporte de hachís, por lo que procedieron a comprobar los datos del coche, a través de la matrícula. El vehículo se había saltado un control policial en Castellón, lo que afianzó las sospechas sobre su conductor, y procedieron a seguirle. 

El turismo hizo numerosas maniobras para detectar y evitar cualquier eventual control policial, y tras circular por la autopista y la Nacional 2 en dirección a Francia, paró en una gasolinera, donde los agentes decidieron interceptarlo. El segundo detenido no estaba en el mismo vehículo, sino que conducía otro delante de éste para detectar posibles controles policiales. Ambas personas están acusadas de un presunto delito contra la salud pública.