Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Esposas para trasladar a los detenidos a prisión / MOSSOS

Un imputado por maltrato secuestra al primo de su expareja para evitar que testifique

El hombre tenía pendiente un juicio por violencia doméstica y pedía a la mujer que volviese con él para liberar a su familiar

2 min

Los Mossos d'Esquadra han detenido en Rubí a dos hombres de 37 y 36 años, como presuntos autor y cómplice del secuestro de otro para evitar su comparecencia como testigo en un juicio por violencia de género a su prima. El captor, que ya ha ingresado en prisión provisional, es la expareja de la mujer. Su secuaz permanece en libertad con cargos.

Fue el pasado 18 de marzo cuando la mujer alertó a la policía catalana. Su expareja se había llevado por la fuerza a su primo, ya que en las próximas semanas se le iba a juzgar por malos tratos, y este comparecía para testificar en su contra. Además, el presunto agresor pretendía así intimidarla para que volviese con él.

Juicio por malos tratos

La Unidad de Secuestros y Extorsiones determinó que el móvil del rapto fueron los celos, ante la posibilidad de que la mujer pudiese rehacer su vida con otra persona. También la causa pendiente, en la que el hombre estaba encausado por un delito de violencia en el ámbito del hogar.

Además, el secuestrador tiene antecedentes y, según los Mossos, "un perfil violento", lo que disparó las alarmas de los investigadores. Para asegurar su protección, también se desplegó un dispositivo de acompañamiento permanente de la denunciante.

Secuestro de un testigo

El mismo día del secuestro, la policía desplegó un operativo en una urbanización de Rubí, donde retenían al primo de la mujer, de 23 años. Tras liberar al joven, los agentes arrestaron al secuestrador y a su cómplice, ambos de nacionalidad ecuatoriana, relacionados con "bandas juveniles violentas", según los Mossos.