Investigan a un imán por la violación a un menor

El líder religioso aprovechaba las clases de Corán para agredir al niño de solo 13 años, según el Juzgado de instrucción que ha investigado el suceso

Mezquita en la que el imán habría llevado a cabo la violación al menor / GOOGLE
08.02.2019 09:38 h.
4 min

Un imán ha sido procesado por un caso abierto de agresión sexual a un menor de 13 años. La denuncia se refiere a unos hechos ocurridos en abril de 2017, cuando el muchacho se encontrada dando clases de Corán en la mezquita del barrio de Clot, en Barcelona.

El Juzgado de instrucción numero 16 de la ciudad ha sido el encargado de realizar la investigación después de que la familia denunciara la supuesta violación. El titular de la institución judicial ha reconocido que hay sospechas acreditadas para iniciar el juicio contra Abdeslam E. J., de 40 años. El caso se encuentra, en la actualidad, a la espera de que la Fiscalía presente su escrito de acusación y la pena que pide para el acusado. Podría llegar a ser condenado a 12 años de prisión.

Violación y uso de la fuerza

El auto de procesamiento del imán se sostiene, según publicó El Periódico, en los "indicios racionales" que se desprenden de la investigación judicial. El supuesto autor de los hechos había intentado en dos ocasiones penetrar al menor, sin conseguirlo. Sin embargo, lo habría intentado una tercera vez, con mayor violencia, para conseguir su propósito: le habría sujetado con fuerza por las clavículas. 

La víctima ocultó esta agresión a sus progenitores durante unos meses hasta que, en julio del mismo año, les confesó ser víctima del abuso y los padres presentaron la denuncia. La acusación pública estima probable que la violación por parte del imán podría haberse repetido en alguna otra ocasión durante este lapso de tiempo, ya que el joven continuaba asistiendo a sus estudios del libro sagrado.

Secuelas físicas y psíquicas

El escrito procesal apunta que la víctima sufre "secuelas psíquico-físicas" derivadas de los hechos relatados. Tiene dificultades para expresar sus sentimientos y dificultades de concentración desde que ocurrieron los hechos y se encuentra en tratamiento psicológico en la fundación especializada en la atención a las víctimas de delitos sexuales Vicki Bernadet. 

En la exploración física a la que fue sometido el muchacho, el médico forense detectó un hematoma en el glúteo que reflejaba síntomas de haberse producido varios días antes. El menor también afirmó tener dolores en el cuelo, determinadas zonas de la espalda y en los testículos. 

La defensa pedirá la absolución

Si el juez considera que el imán agredió sexualmente al menor, el hombre podría enfrentarse a una pena de prisión de entre seis y 12 años. Sin embargo, el abogado del imán asegura que el lider religioso "apela a su inocencia" y, según La Vanguardia, pedirá la absolución. 

El caso se encuentra en la Audiencia de Barcelona desde el pasado mes de febrero.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información