Pisos de alquiler: el fraude perfecto a costa de Idealista y Airbnb

Bandas de estafadores utilizan el prestigio de los dos portales para engañar a potenciales arrendadores de viviendas en las grandes ciudades

Una foto de dos chicas en busca de su piso de alquiler
10.02.2018 00:00 h.
10 min

El fraude en los pisos de alquiler está a la orden del día. Ciudades como Barcelona o Madrid, con fuerte demanda, han visto como los precios de la vivienda han aumentado considerablemente en los últimos meses y no parece que vayan a bajar.

Encontrar chollos no es imposible, pero ante la oferta de un piso prometedor en una zona exclusiva deben saltar las alarmas. Apartamentos recién reformados, con muebles de diseño, fianzas muy bajas y con unas rentas muy competitivas son el presagio de un fraude asegurado. Los estafadores han encontrado en uno de los portales más importantes del país, Idealista, y en una de las multinacionales de alquiler vacacional, Airbnb, un combo perfecto para un timo casi infalible.

El anuncio, el anzuelo

Todo empieza con un anuncio en Idealista. Los términos y condiciones de la plataforma permiten publicar los anuncios sin una revisión previa. El filtrado se realiza varias horas después de la publicación de la oferta, algo que da margen de tiempo suficiente a los estafadores para echar el anzuelo a centenares de potenciales arrendatarios.

Los anunciantes piden que se les contacte vía e-mail. Una vez reciben la primera solicitud contestan a las pocas horas desde otra dirección de correo electrónico. Todos los posibles arrendatarios deben saber que escribir a e-mails como sonia.piso@gmail.compiso.marta@hotmail.com tendría que despertar las primeras dudas.

Aun así, para empezar con el proceso de alquiler vamos al grano. Preguntamos las cuestiones básicas antes de adquirir ningún compromiso de alquiler. ¿Qué está incluido bajo ese precio?, ¿Comunidad, agua, luz, gas?, ¿Cuánto es la fianza del piso? Y, obviamente, si se puede visitar antes.

Sinfín de excusas

La modalidad de excusas para encarrilar la estafa es muy variada. Es cierto que algunos disimulan mejor que otros, pero esta es la primera respuesta que obtenemos al preguntar por un apartamento.

Una captura de pantalla del primer e-mail recibido en el que el arrendador explica que no reside en España

Otros mandan algo más trabajado, pero siempre con un denominador en común: los arrendadores están fuera de España.

Una captura de pantalla del primer e-mail recibido en el que el arrendador explica que no reside en España

Ante dicha respuesta, la mayoría de personas declinarían la oferta, pero si los estafadores continúan usando esta técnica es porque funciona. Cuando el cliente empieza a dudar, entra en escena lo que ellos dicen que es Airbnb, una plataforma reconocida internacionalmente, pero que es solo un señuelo para ganar la confianza al usuario.

Falsificación de la web de Airbnb

El trabajo de los estafadores se está perfeccionando cada vez más. Ya en su segunda respuesta, nos ofrecen alquiler el piso a través de Airbnb. Primero nos mandan un link para ver más fotos de la vivienda y explican que también tienen el apartamento anunciado en el portal de la multinacional.

Una captura de pantalla del link faso que nos proporcionan los estafadores de la web de Airbnb

Una captura de pantalla del link faso que nos proporcionan los estafadores de la web de Airbnb

Dicho enlace nos lleva una web codificada y diseñada, exactamente, igual que la web oficial de la compañía.

La web de Airbnb falsificada a la perfección por los estafadores de pisos de alquiler

La web de Airbnb falsificada a la perfección por los estafadores de pisos de alquiler

Todo parece en orden, pero si nos fijamos en el enlace que nos han mandado en el e-mail anterior, ésta no direcciona realmente a Airbnb.es, sino a una web falsa. El link en el que hemos pinchado se convierte en otro distinto. (Ver el enlace arriba).

Para la mayoría de usuarios, este detalle podría pasar desapercibido y para muchos es demasiado tarde y ya han realizado la reserva a través de esta web espejo. La misma web permite introducir los datos del futuro huésped, número de personas y la fecha de entrada y salida. Como si se tratara de la web oficial, nos llega un e-mail de confirmación de la reserva. La única diferencia: no nos han pedido el pago previo del apartamento. No pagar por el apartamento es algo extraño, especialmente para los usuarios que ya han usado la misma plataforma en anteriores ocasiones, pero para aquellos más confiados o primerizos, puede ser algo rutinario. 

La confirmación falsa de la reserva de Airbnb

La confirmación falsa de la reserva de Airbnb

Atención al cliente de Airbnb

En los cinco casos que hemos preguntado por un piso, todos ellos distintos, nos ha llegado el mismo mensaje. Ante la imposibilidad de efectuar el pago a través de la supuesta web oficial, entra en escena el Servicio de Atención al Cliente, falso, de Airbnb. Los estafadores han conseguido plagiar a la perfección la plantilla, letra, tamaño e incluso colores del servicio real de Airbnb. Nos preguntan nuestro nombre, residencia, número de huéspedes, e-mail de confirmación para confirmar la reserva que hemos hecho previamente y, tras "verificarlo", nos confirman de nuevo la reserva y aseguran que en breve nos mandarán los datos definitivos. 

Además, remarcan que el precio de Airbnb se ajustará al que acordamos con el supuesto propietario y nos piden una copia del recibo de la transferencia, una vez la hayamos realizado. 

Una captura de pantalla del Servicio de Atención al Cliente de Airbnb para conseguir la transferencia del falso piso anunciado

Una captura de pantalla del Servicio de Atención al Cliente de Airbnb para conseguir la transferencia del falso piso anunciado

Esa cuenta se facilita en el e-mail de confirmación de la reserva. En algunos casos y ante nuestra demora para efectuar el pago, el propio arrendador se pone en contacto de nuevo con nosotros para preguntarnos si hemos hecho el pago y facilitarnos de nuevo la cuenta bancaria, cómo no, exactamente la misma que proporciona por falso e-mail de Airbnb

Una captura de pantalla de los datos bancarios donde realizar la transferencia para el falso piso de alquiler

Una captura de pantalla de los datos bancarios donde realizar la transferencia para el falso piso de alquiler

Sin control

Esta modalidad de timo se inició a principios del verano pasado y en estos seis meses largos centenares de personas han sido estafadas. Desde Idealista, entienden el riesgo de que algunos de sus anuncios puedan ser fraudulentos, pero aseguran tener "un equipo preparado para revisar cada publicación", aunque sea horas más tarde de su difusión. Además, su política incluye un e-mail de alerta si algún usuario de la plataforma ha contactado con el anunciante. El problema principal es que como en el anuncio facilitan otra dirección de e-mail, esa alerta por fraude nunca llega.

En cuanto Airbnb, la multinacional continúa aferrándose a su política de uso y señalan: "Estas webs no tienen nada que ver con nosotros. Airbnb proporciona una plataforma segura para que la gente pueda encontrar, reservar y anunciar alojamientos únicos en todo el mundo.” Además, destacan que no se pueden hacer responsables de cualquier reserva que se realice fuera de sus webs oficiales, aunque reconocen que son conscientes de que el nombre de su empresa se está utilizando para estos fines. 

Para estos casos de fraude, han habilitado una web con consejos para el usuario, así como una e-mail de denuncia (report.phishing@airbnb.com). Desde la compañía explican que "trabajamos conjuntamente con Google para denunciar páginas webs falsas y eliminarlas".

Google también alerta

Una captura de pantalla de la advertencia de Google, 48 más tarde, ante la posibilidad de contenido fraudulento

 

Una captura de pantalla de la advertencia de Google, 48 más tarde, ante la posibilidad de contenido fraudulento

Pero lo cierto es que las webs espejo falseadas suelen perder la dirección IP al cabo de 48 horas. Si ahora regresamos al primer enlace que nuestra arrendadora llamada Aranda nos facilitó en un primer e-mail, el enlace ha expirado y Google te alerta de "posible contenido fraudulento". Aun así, dicha advertencia tarda unas 48 horas, tiempo suficiente para que el supuesto propietario y anfitrión haya cerrado su business particular. De momento, ambas compañías no ofrecen otras opciones que las recomendaciones oficiales, denunciar ofertas sospechosas y, sobre todo, tener buen ojo y olfato para detectar posibles estafadores.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información