Menú Buscar
Rueda de prensa de la Guardia Civil sobre el caso de Diana Quer

La Guardia Civil detalla todo el ‘caso Quer’ y denuncia la "desacertada" difusión de los medios

En rueda de prensa en La Coruña, la Benemérita describe paso a paso la investigación y desvela que 'El Chicle' es el principal sospechoso desde 2016

7 min

“Ha habido mucha información poco acertada, por eso hacemos estas declaraciones poco usuales por nuestra parte”, ha explicado el coronel de la UCO de la Guardia Civil, Manuel Sánchez Corbí, este martes en una rueda de prensa en La Coruña para aclarar todos los detalles de la investigación del caso Quer. Desde principio a fin.

Antes de comenzar una extensa y detallada comparecencia, Sánchez ha querido denunciar el papel de los medios de comunicación, y ha criticado la información “poco acertada que se ha difundido”. Ha hecho una petición: “Piensen que la víctima tiene familia, ahora que todo ha pasado ya es mucho más fácil verlo”. 

Primeras pistas

El coronel, ha empezado a detallar las primeras pistas de la investigación: “En una fiesta de un pueblo una persona joven no va por la noche a dormir. El día 22 de agosto la madre de Diana presenta una denuncia por desaparición, esto ocurre muy a menudo, a las 12 del mediodía alguien pensó que podía haber algo raro, pero esto no es frecuente porque siempre pasa que alguien se lía de fiesta, y al otro día aparece”.

Explica que desde las primeras horas se prestó mucha atención al caso y que se formó un equipo de investigadores, “y esa una de las claves del éxito”. Hubo dos unidades activas, una en Coruña y otra que daba vueltas por España para recabar pistas.

Análisis de las piezas

La UCO ha analizado una a una las partes de un intrincado rompecabezas, según han detallado en sus declaraciones. “Hicimos todo el entorno de amistades en Madrid y cualquier sospechoso lo descartamos relativamente rápido. También hicimos un análisis de la familia de Diana, y también los descartamos rápidamente", algo que los medios de comunicación han puesto en duda durante la investigación, según el relato de los agentes.

La pieza clave era sin dudas el móvil, tanto de la joven como del Chicle. “El teléfono de Diana envía un mensaje a las 2.42 de la madrugada que dice que le van siguiendo, hasta las 2.58”, esos 11 minutos han sido claves para recuperar información, “pero los teléfonos dan cosas muy generales”, justifica Sánchez.

La Guardia Civil ha reconocido que el estudio de la vida de Diana “no nos dio ninguna pista”, y esto llevó a la hipótesis de que un desconocido la habría abordado de manera casual. Aunque aseguran que durante la investigación “no parecía fácil que una persona joven con cierta vitalidad (como Diana), pueda ser secuestrada, parecía más fácil que sea más de uno”.

Los cuatro ejes

La Benemérita describe cuatro ejes en su investigación del caso Quer: “vehículos, telefonía, los feriantes, y el malo que se ha encontrado por ahí a una chica, ha actuado y se la ha llevado”.

En relación al último eje, un dato nuevo se desvela: el error del Chicle del día 24 de noviembre de 2016, cuando él mismo llama a un conocido que tiene en la Guardia Civil porque sabe que le están siguiendo, y en esa conversación se sitúa él mismo en A Pobra en las fiestas de agosto, cuando despareció Diana.

“Nosotros a raíz de esta charla informal, el día 30 de noviembre le llamamos a declarar como testigo. Él se equivoca, ya no se sitúa en A Pobra, y la mujer le mantiene la coartada, pero el teléfono de ella no había salido de casa. La gran duda es si la esposa le encubre, o es coautora”, señala el coronel Sánchez.

El Chicle, sin pruebas

En noviembre del 2016 la Guardia Civil tenía al Chicle como principal sospechoso. Pero las pruebas eran insuficientes, por lo que el 19 de abril del 2017 el juez decidió archivar la causa. “Esto ocurre a menudo, en policía judicial sin pruebas objetivas no hay nada, y sin diligencias abiertas todo es más difícil”.

El coronel Sánchez desvela nuevos detalles del caso Quer en la rueda de prensa, que finalmente no han servido demasiado. Como el teléfono falso que el Chicle entregó tras su primera declaración, las conversaciones “enlatadas” entre él y su esposa desveladas por escuchas en su coche, el operativo fallido montado en las fiestas de A Pobra un año después de los hechos. “Hemos analizado más de dos millones de datos, y hemos tenido que desarrollar nuevos programas para leer todos esos datos”, agregan.

La principal duda de la investigación siempre ha sido, según ha desvelado el Cuerpo de seguridad, si el Chicle actuó sólo o acompañado, y el obstáculo más grande ha sido no haber encontrado el cuerpo. La Guardia Civil ha asegurado que su prioridad es, y siempre ha sido, la protección de la familia de la víctima.