Menú Buscar

El fracaso del 'dispositivo Toga': ningún CDR detenido por los ataques contra los juzgados catalanes

La poca eficiencia ante unas acciones que se llevan a cabo con grandes bolsas de excrementos suscita las sospechas de algunos agentes

El fracaso del 'dispositivo Toga': ningún detenido por los ataques de los CDR contra los juzgados
06.12.2018 00:00 h.
4 min

En los últimos tiempos se han intensificado los ataques contra juzgados catalanes por parte de los autodenominados CDR (Comités de Defensa de la República). El modus operandi ha consistido en dejar grandes bolsas llenas de estiércol y excrementos en dependencias judiciales de Vilanova i la Geltrú, Cerdanyola del Vallès, Rubí, Granollers, Manresa, Gandesa, Solsona, Figueras, Sant Feliu de Guíxols y Santa Coloma de Farners, entre otros.  

Algunos agentes de la policía autonómica así como de la guardia urbana creen que es “sospechoso” que no se hayan efectuado detenciones ante unos ataques perpetrados en muchos municipios y en las que se observa una planificación y coordinación a la hora de llevarlos a cabo: desembarcan con grandes bolsas de basura ante las puertas de los juzgados, esparcen su contenido a lo largo y ancho de los accesos principales y dejan pintados lemas como “mierda de justicia” en la fachada del edificio.

'Operación Minerva'

El dispositivo Toga forma parte del plan operativo conocido como Minerva, que tiene como objetivo extremar las medidas de prevención y reacción ante las protestas y acciones convocadas por los miembros de estos colectivos independentistas ante sedes de la administración de la justicia en Cataluña.

La operación Minerva también abarca la protección de otros edificios como son los organismos europeos o los estadios de fútbol --dispositivo Estadi-- y se trata de un operativo coordinado entre las distintas áreas del cuerpo de seguridad autonómico.

Sin detenciones

Los Mossos d’Esquadra han confirmado a Crónica Global que el dispositivo sigue activo pero que no se ha producido ninguna detención hasta la fecha. “Solo identificaciones en algunos sitios”, añaden, aunque matizan que “no se habla de ellos hasta después por si afectan a terceros”.

Por su parte, el sindicato USPAC de la policía autonómica explica a instancias de este medio que no existe ninguna preocupación ni solicitud formal sobre el despliegue de este dispositivo por parte de los agentes sindicados. Son solo algunos mossos anónimos los que denuncian la falta de resultados: “El ataque fue en muchos municipios y coordinado como para que nadie lo viera”. Sobre el desarrollo de la operación explican que “cada patrulla tiene unos puntos que vigilar durante su servicio. En este caso serían por ejemplo, el juzgado de la zona, y durante el servicio se pasa un número determinado de veces por este punto o bien se hace un punto de parada aleatoriamente”.

Las asociaciones de jueces piden medidas

La Asociación Profesional de la Magistratura de Cataluña (APM) ha exigido tras los últimos ataques al Departamento del Interior así como al Ministerio que “adopte medidas” para evitar nuevos “ataques intolerables” de los CDR.

El éxito nulo que está teniendo el dispositivo Toga eleva las suspicacias de que los sectores de los Mossos d’Esquadra más afines al independentismo puedan hacer caso omiso, como es el colectivo Mossos per la Independència.

Mossos independentistas

Este fracaso dista de la eficiencia que los agentes del cuerpo autonómico han demostrado a la hora de identificar --también de noche-- a ciudadanos que retiran lazos amarillos de la vía pública. Los Mossos anunciaron en su momento que están identificando a los vecinos que perpetran estas acciones.

Además, algunos de los datos personales de estos ciudadanos se filtraron por los chats de activistas independentistas sin que se supiera la procedencia ni la vía de cómo habían conseguido dichos datos personales.

¿Quiere hacer un comentario?