Menú Buscar
Coches de la Policía Local de Santa Perpètua / AYUNTAMIENTO SANTA PERPÈTUA

Fiscalía pide archivar la causa contra los policías de Santa Perpètua

El ministerio público sostiene que no existe ningún "ilícito penal" que pruebe las acusaciones de falsedad documental y estafa

22.05.2019 16:48 h.
4 min

La Fiscalía de Sabadell pide archivar el caso contra los nueve agentes de policía de Santa Perpètua de Mogoda, acusados de falsedad documental y estafa. Según la diligencia del 21 de mayo, a la que ha tenido acceso Crónica Global, "no existe ninguna prueba de ilícito penal" por parte de los investigados. 

El procedimiento se inició tras la denuncia que interpuso la Fiscalía Provincial de Barcelona en enero de 2016 contra ocho policías de Santa Perpètua por un presunto delito de falsedad en documento oficial y estafa, a raíz de la denuncia que interpuso otro agente del cuerpo, que puso de manifiesto que sus compañeros, a través de pluses y complementos, habrían cobrado 56.440 euros por servicios y prestaciones no realizadas. 

Pluses y retribuciones

Según la diligencia del Juzgado de Instrucción nº5 de Sabadell, "de acuerdo con el relato de la denuncia, los impresos hacían constar las jornadas, horas y servicios realizados habrían sido alterados para percibir dichas retribuciones o incentivos". En su declaración ante el magistrado, el sargento y el jefe de policía manifestaron que todos los policías, "salvo dos, cobraron el cambio de turno cuando pasaban del de noche al de día para que no provocara merma a sus derechos retributivos", y que las horas festivas cobradas no tenían por qué ser ocho porque esas jornadas eran flexibles". 

Además, ambos encausados explicaron "que todos los pluses percibidos fueron por días trabajados y que cuando habían prestado servicios fuera de su jornada laboral era porque tienen dedicación exclusiva no sistemática". También expusieron que el consistorio de la localidad no les requirió devolver las cantidades, ya que las hojas de servicio "se pasaban a dos regidores", que conocían que "los cambios de turnos con pluses los hacía toda la plantilla".  Citados como testigos, esos dos concejales argumentaron que "no tenían posibilidad de controlar la realización efectiva del trabajo por parte de la policía local y que --desde-- recursos humanos eran los responsables de cotejar que las partidas eran correctas, junto a los jefes de la Policía Local".

Informe y auditoría

Todos los investigados negaron en sede judicial tanto la alteración del cuadro de servicios así como el cobro de pluses indebidos. Además, la División de Investigación de los Mossos d'Esquadra concluye, tras realizar un informe de 23.000 documentos aportados a la causa, que "los pluses investigados y sus cobros equivalían a pluses efectivamente meritados" y que solo se puede "constatar contradicción en la plantilla en ocho ocasiones, no dudando que pudiera tratarse de cambios de turno por necesidades del servicio o por cambios entre compañeros", sostiene el escrito. 

Otra pericial, una auditoría externa al consistorio de la localidad, concluye que "no cabría hablar por tanto de perjuicio económico para el Ayuntamiento partiendo de la efectiva prestación de los servicios extraordinarios por parte de los agentes de la policía local". 

Así, el fiscal concluye que no es posible "dirigir acusación alguna contra los miembros de la policía local investigados por un delito de falsedad documental" y exime de responsabilidad tanto al sargento como al jefe del cuerpo al constatar que las modificaciones que realizaron en las hojas de cómputo "devenían de instrucciones realizadas desde el propio Ayuntamiento para rebajar el gasto público".