Menú Buscar
La Guardia Urbana en un operativo contra los narcopisos en Ciutat Vella, en una imagen de archivo / EFE

La oposición de Barcelona pide firmeza para el plan de choque de Ciutat Vella

Los grupos municipales detectan ineficacia y falta de liderazgo para solucionar los problemas del distrito

20.06.2018 15:44 h. Actualizado: 20.06.2018 16:37 h.
3 min

La oposición de Barcelona ha pedido al gobierno de Ada Colau mayor seguimiento y firmeza para aplicar el plan de choque en Ciutat Vella. Los diferentes partidos políticos municipales aseguran que estas medidas no se están llevando a cabo con la efectividad necesaria y han reclamado a los comuns mayor eficacia y rapidez para atajar los problemas del distrito.

El plan de choque fue aprobado hace tres semanas y cuenta con un presupuesto de cerca de 5 millones aunque, en palabras del concejal de Ciudadanos Francisco Sierra, la inversión “no se ve”.

Respuesta de BComú

Durante la comisión de Presidencia, Derechos de Ciudadanía, Participación y Seguridad, celebrada hoy miércoles 20 de junio, el primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha defendido haber intensificado todas las acciones que incorpora este programa en sus ejes de principales: la lucha contra los narcopisos, un plan especial de actuación para los vecinos y un plan especial de distrito. En concreto, asegura que han intensificado la limpieza en las calles y hay 60 efectivos nuevos de la Guàrdia Urbana, además de cinco patrullas extra.

El concejal del PDeCAT Jordi Martí ha recriminado al equipo de gobierno municipal que “haya tardado tres años en confiar en la Guàrdia Urbana” y ha exigido la figura de un concejal de seguridad con liderazgo para el plan de choque. Asimismo, ha reclamado que se haga un seguimiento permanente para asegurar su correcto cumplimiento.

Crece el escepticismo

A este respecto, Carmen Andrés ha asegurado que el PSC realizará un seguimiento exhaustivo del cumplimiento de las medidas y un balance a final del verano, aunque ha admitido que es escéptica ante el éxito del plan. La falta de confianza ha sido esgrimida también por Alberto Villagrasa (PP), quien no ha dudado en pedir la destitución de Gala Pin, regidora de Ciutat Vella, a la que ha denominado como “el mayor problema” para el distrito.

El concejal de ERC Jordi Coronas ha declarado que falta perseverancia y firmeza para cumplir el plan de choque ante lo que ha considerado una situación de emergencia.