Menú Buscar
El antiguo fiscal Pedro Horrach en una foto de archivo / EFE

El exfiscal Horrach tira la toalla y deja el 'caso Cursach'

El Colegio de Abogados de Baleares le aconsejó que abandonara la defensa de un policía local de Calvià "por prudencia"

5 min

Poco ha durado la carrera del exfiscal anticorrupción Pedro Horrach como abogado en una de las principales causas de corrupción abiertas en la actualidad en Baleares. Apenas dos semanas después de aparecer en los Juzgados de Palma como defensor de un funcionario acusado de favorecer los intereses del principal empresario del ocio nocturno en las islas, Bartolomé Cursach, el letrado ha decidido finalmente apartarse del caso tras la polémica desatada por su presencia en las investigaciones.

Tal y como han confirmado fuentes de la causa a Crónica Global, Horrach ha optado por renunciar a la defensa de Jaime Nadal, funcionario del municipio mallorquín de Calvià, siguiendo la recomendación del Colegio de Abogados de Baleares, organismo ante el cual el exmiembro del ministerio público presentó recientemente un escrito para que analizase su situación y le asesorase sobre la vía a seguir.

Por recomendación del colegio

Tras estudiar su caso, la institución colegial le ha instado a abandonar las diligencias centradas en los presuntos tratos de favor que obtuvo Cursach a través de una red criminal urdida en el seno de la Policía Local que extorsionaba y amenazaba a otros empresarios que pudieran hacer la competencia al considerado rey de la noche mallorquina.

Según el juez que instruye las pesquisas, se trata de una “organización criminal” amparada por altos cargos políticos e integrada por “auténticos maestros del engaño, la manipulación, la mentira, la ocultación y la alteración de pruebas”, tal y como expone en varios autos dictados en el marco de este procedimiento judicial. El magistrado llega a tildar las prácticas de estos policías locales de “pseudomafiosas”.

Y supuestamente implicado en este entramado se encontraba el hasta ahora cliente de Horrach. Según los investigadores, el funcionario se habría encargado, como director general de Comercio y Actividades del consistorio de Calvià, de frenar la revisión de la licencia de apertura de una de las macrodiscotecas de Cursach, BCM.

Se aparta "por prudencia"

Ante el conocimiento que sobre estos hechos habría podido tener Horrach ya cuando era fiscal, el Colegio de Abogados le recomienda apartarse del caso “por prudencia”, si bien asevera no poder pronunciarse sobre la posible incompatibilidad del exfiscal en la causa al hallarse ésta bajo secreto de sumario.

Se da la circunstancia de que varios testigos denunciaron ante Horrach —cuando estaba en la fiscalía— las presuntas extorsiones que estaban sufriendo por parte del Grupo Cursach.

Información directa

De hecho, uno de ellos explicó que se entrevistó con el exrepresentante de anticorrupción en 2014, y que le contó “con todo detalle los actos de hostigamiento del grupo, la estructura de favor que éste tenía con los funcionarios municipales y de todo lo que obra en el sumario en relación con los funcionarios del departamento de Actividades y Urbanismo del Ayuntamiento de Calvià”. Uno de esos funcionarios era el cliente de Horrach.

El testigo relató que también mantuvo conversaciones con el fiscal en excedencia vía whatsapp en las que le manifestaba sus “inquietudes” por los “desprecios” que en el Ayuntamiento de Calvià le hacía Nadal, precisamente ahora defendido por Horrach. Sin embargo, el declarante recordó que, lejos de atender sus reclamaciones, el exfiscal le decía que el consistorio “no estaba para arreglar conflictos comerciales”.

Las investigaciones arrojan el pago de sobornos en metálico y sexo en locales de alterne, destrucción de pruebas y preavisos de inspección por parte de policías locales que hacían la vista gorda ante flagrantes irregularidades por parte de la red mafiosa acusada de proteger a Cursach y mantenerle en la cúspide de la noche mallorquina.

Destacadas en Vida