Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cómo evitar ser víctima de prestamistas usureros

Cómo evitar ser víctima de prestamistas usureros

Repasamos una serie de consejos que nos ayudarán a encontrar la mejor financiación online

8 min

A la hora de solicitar un crédito es muy importante contratar el producto adecuado. Para evitar caer en la contratación de un préstamo usurero, en este artículo te vamos a mostrar una serie de consejos que te ayudará a evitar este tipo de problemas. Si tienes en cuenta las claves que te vamos a mostrar, podrás tener la certeza de que el que vas a contratar es el adecuado y en consecuencia no vas a tener problemas de ningún tipo.

Solicita el dinero en empresas de confianza

Para evitar problemas, siempre te vamos a recomendar solicitar el dinero en empresas de confianza a través de las cuales puedas tener la seguridad de que no corres ningún riesgo. Para comenzar, tienes que mirar que cuenten con todos los certificados de calidad y sobre todo que esté regulada en España.

Un ejemplo claro lo podemos encontrar en Prestamistas.es, donde podemos encontrar la financiación que estamos buscando, sin riesgo de contratar un préstamo usurero y con muy buenas condiciones. Es decir, siempre tienes que asegurarte que la empresa a la cual vas a solicitar el dinero está regulada para evitar sustos innecesarios.

Lee bien el contrato

Antes de solicitarlo, es de vital importancia saber qué es lo que vamos a contratar. Para evitar sustos innecesarios, no solo tienes que ver las condiciones de la financiación a la hora de buscar el ideal. Sino que hay que leer muy bien el contrato antes de firmar. Es importante que sepas que lo importante es lo que firmas, no lo que se prometió.

Para evitar problemas, antes de firmar ante el contrato, siempre tienes que leer bien todo para estar seguro de que realmente es el préstamo que te interesa. Tomate tu tiempo y no te sientas presionado por los demás. Es importante que comprendas bien todos los detalles. Y si hay algo que no sabes o tienes dudas, no dudes en preguntar. Tienen la obligación de darte toda la información legal sobre el producto bancario que vas a contratar, en este caso el préstamo.

Cuidado con el interés

Uno de los apartados en los cuales te debes fijar bien es en el interés que se te va a cobrar a la hora de solicitarlo. Hay que tener en cuenta que muchas ofertas nos ofrecen el TIN, pero ese interés no nos interesa. Lo que realmente tenemos que mirar es la TAE del préstamo para poderlo comparar más tarde con otras opciones y así conseguir la financiación que realmente nos interesa.

Si una oferta se te presenta con TIN, siempre tienes que solicitar la TAE final para poder ver si realmente te interesa esa opción o no. No cometas el error de comparar productos con TIN y otros con TAE porque realmente te estarás engañando y en consecuencia no estarás contratando la mejor opción para ti.

Evita estar en un listado de morosidad

Para evitar que el interés sea demasiado alto o tener que contratar un préstamo de usureros, lo mejor es estar fuera de los listados de morosidad como ASNEF en el momento de solicitar el préstamo. El interés es mucho más económico para las personas que tienen menos riesgo de impago, algo comprensible.

Siempre hay que buscar financiación cuando nuestro perfil crediticio es bueno. No solo nos ayudará a conseguir un interés más económico, sino que también nos ayudará a tener una mayor probabilidad a la hora de conseguir el dinero que necesitamos para hacer nuestros proyectos realidad.

Compara entre préstamos

Anteriormente hablábamos del TIN y TAE. Pues bien, para tener la certeza de que realmente vamos a comparar en las mismas condiciones, siempre tienes que realizar la comparación con TAE. Así tendrás la certeza de saber cuál es el verdadero interés que se te va a cobrar al solicitar un préstamo, incluyendo sus diferentes variables.

Por supuesto, no hay que cometer el error de contratar el primero que se nos pone por delante y nos parece económico. Siempre hay que comparar al máximo para poder tener la certeza de que realmente estamos contratando lo que realmente nos interesa. Sólo así podrás tener las mejores condiciones posibles. Incluso cuando tenemos la sensación de que hemos encontrado lo mejor, puede que podamos encontrar condiciones más ventajosas si comparamos un poco más. Hay que tomarse su tiempo para encontrar el préstamo perfecto, siempre entre empresas reconocidas e inscritas en el Ministerio de consumo.

Cuidado con las comisiones

Una de las partes que más suelen incrementar el coste de los préstamos son las comisiones. Recuerda, en el TAE ya se incluyen, de aquí que sea la mejor opción para realizar dichas comparaciones.

A la hora de contratarlo puede haber muchas comisiones, hay que fijarse en todas. Las más comunes son las de apertura, estudio y cierre. La comisión de cierre es importante conocerla, porque en muchas ocasiones no nos solemos fijar en ella. Esa comisión hará que tengamos que pagar un plus en caso de cancelar el préstamo antes de tiempo.

Apuesta por los préstamos online

Si realmente quieres ahorrar dinero a la hora de solicitar financiación, te recomiendo tener en cuenta los ofrecidos online. Este tipo de financiación te ofrecerán casi siempre un interés más bajo que los fijos. Esto se debe a que hay más competencia en internet, de aquí que el interés y las condiciones normalmente sean mejores. Por supuesto, siempre hay que leer y comparar antes de contratar para tener la certeza de que realmente es lo que necesitamos. Y no cometas el error de solicitar financiación a empresas o personas que no están registradas y no te dan garantías de que es legal y seguro.

Usa los simuladores financieros

Si tienes dudas de si vas a poder hacer frente a un préstamo o no, siempre es bueno usar un buen simulador financiero. Esta herramienta te permitirá calcular la cuota mensual y otros datos de manera sencilla. Solo tienes que meter una serie de información y así podrás darte cuenta de si realmente se adapta a lo que estás buscando.

Por supuesto, los de calidad te darán la opción de poder devolver el dinero en más o menos tiempo. Lo recomendable es solicitar financiación a cambio de una cuota mensual asumible. No cometas el error de endeudarte demasiado o podrás pasar por verdaderos problemas económicos.

--

Contenido patrocinado

Destacadas en Vida