Menú Buscar
Una mujer aplica cuidados paliativos a una persona mayor

España, referente en cuidados paliativos en la Unión Europea

Uno de los mayores expertos en este tipo de tratamiento y ayudas a enfermos destaca la colaboración público-privada del sistema español como fórmula a seguir

4 min

Rónán Mullen, senador de Irlanda y uno de los mayores expertos sobre cuidados paliativos, ha definido el sistema sanitario español como uno de los referentes europeos de este tipo de cuidados. Así lo ha especificado en su informe El suministro de los cuidados paliativos en Europa (The provision of the palliative care in Europe) en el que ha destacado la importancia de la colaboración público-privada que se aplica en España ofrecer al paciente la mejor ayuda posible en el transcurso de su enfermedad

Mullen considera que "España puede ser un modelo a seguir por otros países" en la implementación de cuidados paliativos y ha hecho especial hincapié en la inclusión e integración de estas ayudas al enfermo en el sistema sanitario público. 

Programa de ayuda integral

Entre las experiencias europeas de cuidados paliativos que ha llamado la atención de este experto se encuentra un programa de ayuda integral de la Fundación La Caixa, que en 2018 aportó ayudas a más de 25.500 pacientes. Mullen considera que la iniciativa del brazo social de la entidad catalana es destacable gracias a la "atención holística" de los problemas que sufre un enfermo con necesidades paliativas. "Lo que aporta este programa es una visión integral de los cuidados paliativos que necesitamos", ha detallado, "no solo atiende las necesidades con respecto al dolor, que es muy importante, sino que también se dirige a los aspectos emocionales, gracias a la oferta de apoyo psicosocial, espiritual y emocional". 

La mayoría de los cuidados paliativos se centra en enfermedades crónicas como las cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias crónicas y, en menor porcentaje, el sida y la diabetes. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 40 millones de personas necesitan cuidados paliativos en todo el planeta y, de ellas, únicamente el 14% los reciben. 

Reivindicar el valor del trabajador

Uno de los aspectos sobre los que Mullen ha llamado la atención es en la baja visibilidad y valoración que los cuidadores de pacientes tienen entre la ciudadanía. En su informe cifra en más de 100 millones las personas que prestan atención a otras en Europa, un trabajo que ocupan de forma mayoritaria las mujeres. Ha resaltado que las empleadas que realizan cuidados paliativos "no cuentan con la suficiente valoración por parte de la sociedad" y su trabajo "no está remunerado como debiera", habida cuenta de que "ahorran al Estado grandes cantidades de dinero". 

Por ello, ha hecho un llamamiento a los políticos en el Día Mundial de los Cuidados Paliativos (el 12 de octubre) para que apuesten por "un enfoque más generoso en los impuestos" en lo que respecta a "una tarea que parece invisible pero que es muy importante" tanto para la ciudadanía como para las arcas públicas. En este Día Mundial, uno de los objetivos es reivindicar también los cuidados paliativos como un derecho humano en el final de la vida.