Menú Buscar
Imagen de un hospital abandonado como el escape room de Barcelona / PIXABAY

El ‘escape room’ más extremo está en Barcelona (y es un hospital abandonado)

La ciudad cuenta con una experiencia inmersiva en el que los jugadores permanecen sentados y con los ojos vendados

María Díaz
08.09.2019 17:13 h.
3 min

“En este thriller experimentarás fuertes emociones gracias a la combinación de una historia con tensión, adrenalina, alegría, confusión y momentos que pueden provocar ansiedad”. De este modo se presenta Hospital Abandonado, un escape room de Barcelona que ha roto la fronteras con el espectáculo, las reglas tradicionales del juego y que hace de la tecnología el mejor recurso para disfrutar de una experiencia de escape extrema.

Maximum Escape es la sala responsable de haber traído a España una propuesta de escape room extrema que ya ha triunfado en grandes ciudades como Nueva York y Los Ángeles. Barcelona se convierte así en la pionera de un juego interactivo que es más que eso. Hospital Abandonado es, según sus creadores, un “show inmersivo” en el que los participantes permanecen hora y media sentados en una butaca con los ojos vendados.

Imaginación al poder

La evolución del escape room que tiene como protagonista a Barcelona está llamada a dar un giro más de tuerca al fenómeno social en el que se ha convertido esta alternativa de ocio pensada para potenciar el ingenio y la creatividad en equipo. La propuesta de Hospital Abandonado parte de la una idea tan fundamental como es la imaginación.

Son los propios jugadores los que deciden qué rumbo sigue la historia. “En este show te encontrarás con elecciones y situaciones difíciles y no muy amables. Vosotros sois los dueños de vuestro destino, elegid bien vuestras acciones, puede ser lo último que hagáis”, advierten en Maximum Escape.

Show personalizado

Los creadores de la actividad explican que es un show personalizado, en el que cada uno de los participantes inventa, razona, elige y actúa según sus propias decisiones, y lo hace guiándose con su propia voz. El hecho de estar con los ojos vendados durante el transcurso de la aventura, estimula que se potencien el resto de sentidos, en especial el tacto y el olfato.

De momento, los que deseen disfrutar de una experiencia de escape room extrema solo pueden hacerlo en la ciudad de Barcelona en grupos de tres a seis personas como máximo y a un precio entre 20 y 35 euros por jugador.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información