Menú Buscar
El cocinero español José Andres.

El chef José Andrés carga contra la hispanofobia de Trump

El artífice del llamado "boom de la cocina española" en Estados Unidos mantiene un litigio contra el candidato republicano a la Casa Blanca

Redacción
2 min
Uno de los chefs españoles más internacionales, José Andrés, no se fía del candidato republicano Donald Trump. Así lo ha hecho saber durante una entrevista en EFE en la que ha advertido sobre “los cantos de sirena” del magnate neoyorquino.

"Hay que tener cuidado con unos cantos de sirena que han sido muy bonitos, pero que nunca han sido buenos" , ha afirmado el restaurador, conocido en Estados Unidos por ser el artífice del “boom” de la cocina española y que, en la actualidad, mantiene un litigio con Trump tras romper un acuerdo para gestionar un restaurante en el lujoso hotel que el multimillonario inaugurará este año en Washington, no muy lejos de la Casa Blanca.

Trump en la distancia corta

Trump reclamó una indemnización de diez millones de dólares al chef, y él contratacó con una demanda en la que le pide ocho millones de dólares por los perjuicios que sus comentarios "antihispanos" ocasionaron a la apertura de un "restaurante español" en el hotel.

El "rey de las tapas" conoce personalmente al multimillonario y, preguntado si en las distancias cortas resulta tan fiero como lo pintan, responde que "no", que "nadie en la vida es tan malo". "Lo que pasa es que salen estas ideas muy radicales y no generan la positividad que tendrían que generar de un líder", añade.

"Orgulloso inmigrante español"

"No puedes estar metiéndote con mujeres, con inmigrantes, con latinos. Simplemente, no podemos permitirlo", zanja José Andrés, que confía en que impere el "sentido común" en las urnas en caso de que Trump logre finalmente la nominación presidencial republicana.

En una mesa de su restaurante Jaleo, el cocinero, reconocido en 2012 por la revista Time como una de las "cien personas más influyentes del mundo", considera que “se deben construir puentes y no muros”.

En este sentido, el prestigioso chef se muestra como "orgulloso inmigrante español" y ciudadano naturalizado estadounidense, y pide al magnate que descarte la idea de “levantar un gran muro” entre Estados Unidos y México.