Menú Buscar
Una plantación de marihuana desmantelada por los Mossos d'Esquadra / EP

Cinco detenidos por cultivos de marihuana en una semana en Cataluña

Los agentes de los Mossos d'Esquadra desmontan tres centros de producción de cannabis ubicados en el Baix Llobregat y el Maresme

Gerard Mateo
3 min

Los agentes de los Mossos d'Esquadra han detenido a cinco personas en una semana por tenencia de cultivos de marihuana en Cataluña.

En total, la policía desmanteló tres cultivos de marihuana con un total de 2.800 plantas en las comarcas barcelonesas del Baix Llobregat y el Maresme. A raíz de ello, detuvo a cuatro hombres y a una mujer sospechosos de tráfico de drogas, un delito contra la salud pública y defraudación del fluido eléctrico. Todo ocurrió entre los días 10 y 18 de diciembre.

En libertad con cargos

Según los Mossos d'Esquadra, una plantación estaba en una nave industrial de Sant Andreu de la Barca –por la que fue arrestado un hombre–, y las otras dos en domicilios de Collbató y Sant Cebrià de Vallalta –por las que detuvieron a las otras cuatro personas, sospechosas de formar una banda–. Todos los detenidos quedaron en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial.

Las investigaciones policiales comenzaron en diciembre gracias a información recibida de la policía local de Sant Andreu de la Barca sobre una posible plantación en una nave industrial aparentemente en desuso, pero con un consumo eléctrico muy elevado. Allí, los agentes de los Mossos localizaron plantas de marihuana y a un hombre de nacionalidad albanesa. La policía requisó 1.900 plantas y desmontó la instalación, con un valor aproximado de 100.000 euros.

Consumo eléctrico excesivo

Unos días antes, el 10 de diciembre, agentes de la comisaría de Martorell finalizaron una investigación sobre un grupo de nacionalidad albanesa que gestionaba dos plantaciones de marihuana en el Baix Llobregat y el Maresme. En este caso, en junio ya se había detectado que en un domicilio de Collbató habían manipulado un contador de luz, precisamente en una vivienda donde, en agosto de 2016, se había desmantelado una plantación de marihuana. Los inquilinos del inmueble fueron identificados y se comprobó que el consumo de luz era treinta veces superior a lo habitual.

Los policías localizaron otro domicilio en Sant Cebrià de Vallalta, donde el mismo grupo tenía una segunda plantación. Finalmente, el 10 de diciembre fueron detenidos en Collbató tres miembros de este grupo, dos hombres y una mujer, de nacionalidad albanesa. Los Mossos localizaron 900 plantas de marihuana en Collbató y en Sant Cebrià de Vallalta encontraron una plantación que estaba siendo desmontada y detuvieron a una cuarta persona, también albanesa.

Destacadas en Vida