Menú Buscar

Descubren una firma epigenética que predice la respuesta del tratamiento en cáncer de pulmón

Los resultados de la investigación, a cargo de Manel Esteller, serán la clave para la aplicación de la terapia más adecuada para cada paciente

Manel Esteller, el investigador que descubrió la firma epigenética en el cáncer de pulmón / EUROPA PRESS
10.08.2018 09:20 h.
3 min

Un descubrimiento científico permitirá predecir la respuesta de la inmunoterapia en el cáncer de pulmón, un avance que puede beneficiar a un tercio de los pacientes que sufren este tumor. El hallazgo de la firma epigenética, lo lidera Manel Esteller junto a su equipo del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (Idibell).

El estudio se ha realizado con la participación de 100 pacientes durante dos años, y con la financiación de la Obra Social La Caixa. El informe, muestra un patrón que permite predecir la respuesta en cáncer de pulmón a la terapia con el anticuerpo anti-PD-1, que es la inmunoterapia más frecuentemente usada en oncología.

La huella epigenética

El avance, que publica The Lancet Respiratory Medicine, forma parte de un estudio pionero sobre la predicción epigenética de la respuesta a los fármacos para la optimización de la terapia del cáncer en enfermos que ya no responden a los tratamientos estándar.

"Estudiando centenares de tumores de pulmón nos dimos cuenta de que aquellos que presentaban una huella epigenética concreta, que hemos denominado Epimmune, respondían muy bien a la quimioterapia en comparación con los que carecían de ella", ha explicado Esteller, del Idibell.

La terapia adecuada

Según el investigador, esta firma se encuentra en una tercio de los cánceres de pulmón y presenta un enriquecimiento en linfocitos T y B, mientras que los pacientes no respondedores a la terapia presentan un microambiente tumoral "frío" con células inhibidoras de la inmunidad.

Estos resultados serán la clave para la aplicación de la terapia más adecuada para cada paciente con el objetivo de alargar y mejorar su calidad de vida y disminuir el impacto de la toxicidad de su tratamiento.

El trabajo se está centrando en los tumores de colon y de pulmón, por su elevada incidencia, y en los de páncreas y cerebro por su alta mortalidad.

 

¿Quiere hacer un comentario?