Menú Buscar
Imágenes difundidas por la Guardia Civil de la detención de los integrantes de la banda

Desarticulan en Cataluña una banda que robaba cajas fuertes con mazos y hachas

Los presuntos autores usaban inhibidores de frecuencia para anular las alarmas y posteriormente realizaban un butrón para acceder a las instalaciones y llegar hasta la caja fuerte

3 min

Los Mossos d'Esquadra y agentes de la unidad central operativa de la Guardia Civil han desmantelado un grupo criminal que se dedicaba a cometer robos con fuerza, principalmente en empresas del sector alimentario, en varios municipios de Cataluña y el resto del Estado.

La investigación se inició en julio, cuando los Mossos tuvieron conocimiento de un robo con fuerza en una empresa de Gavà (Barcelona), tras lo que pudieron identificar a los autores y constatar que se trataba de una organización criminal con un alto grado de organización y especialización, ha informado este lunes la policía autonómica en un comunicado.

26 robos con fuerza

A los integrantes del grupo, principalmente de origen kosovar y serbio, se les atribuye la participación en 26 robos con fuerza y/o intimidación en diferentes puntos de Cataluña, Madrid, Andalucía y Valencia.

De las indagaciones se desprendió que los ladrones utilizaban siempre el mismo modus operandi, que consistía en desplazarse con vehículos de gran potencia hasta el objetivo seleccionado.

Una vez en el lugar, usaban inhibidores de frecuencia para anular las alarmas y posteriormente realizaban un butrón para acceder a las instalaciones y llegar hasta la caja fuerte, que abrían con golpes de mazo y hacha.

Cuando conseguían el dinero se marchaban rápidamente del lugar y, si durante la acción criminal eran sorprendidos, no dudaban en agredir al personal de seguridad que se dirigía al lugar.

En Cataluña y Madrid

El grupo era muy activo y había llegado a realizar mediante este método hasta tres robos en una misma noche. Después de cometer los hechos delictivos, los vehículos eran llevados a un pequeño taller que la organización tenía en Madrid donde se repintaban y cambiaban las placas de matrícula para dificultar la identificación.

En el marco de la operación, el 26 de octubre se detuvieron a 15 miembros de la organización, tres de los cuales en Cataluña (Reus, Tarragona y Barberà del Vallès) y el resto en Madrid.