Menú Buscar
Peregrino en el Camino de Santiago

¿Conoces todas las opciones para hacer el Camino de Santiago?

Analizamos las diferentes rutas en función del tiempo disponible y la condición física del peregrino

03.12.2018 12:11 h.
6 min

El Camino de Santiago todos los años acoge a miles de peregrinos que han decidido vivirlo en primera persona. Este trayecto es transitado por miles de personas de muchas nacionalidades, su fama no tiene límites.

Para una aventura en condiciones es necesario una previa planificación. Es importante buscar información en internet, sobretodo en páginas especializadas en el Camino de Santiago. Un claro exponente de este tipo de páginas web es https://santiagoways.com/, aquí es fácil consultar las distintas opciones que se pueden realizar, los kilómetros que las componen y la duración estimada para realizarlo.

¿Cuantos kilómetros tiene el Camino de Santiago?

La distancia a recorrer para completarlo depende única y exclusivamente del punto de partida. Existen distintos inicios a lo largo de todo el norte de España desde donde poder comenzar.

Para entender la terminología que se va a usar, hay que tener en cuenta que los días se cuentan como etapas, es decir, un día corresponde a una etapa. Además cada etapa se compone en general por unos 20-25 kilómetros recorridos a lo largo de todo el día, ya que no se aconseja andar más de esa distancia para evitar lesiones y problemas que puedan entorpecer etapas posteriores.

Camino Francés

Es la opción más completa y obviamente la más larga. En este caso, el peregrino deberá iniciar su aventura desde Francia o desde Navarra.

Si se empieza la travesía en Francia, más concretamente en  Saint Jean Pied de Port. La distancia a recorrer hasta Santiago es de 781 kilómetros, los cuales se dividen en un total de 32 etapas.

Si por el contrario se inicia en Navarra, existen dos opciones; empezar en Roncesvalles o bien en Pamplona. En estos casos serían 755 o 707 kilómetros, es decir, 31 o 29 etapas respectivamente.

Camino Portugués

Parte, como es de esperar, de Portugal, pero también lo puede hacer en Pontevedra.

Si se desea comenzar la aventura desde Portugal, se puede hacer desde Oporto con una distancia total a recorrer de 235 kilómetros en unas 10 etapas. Si se inicia en Lisboa la distancia sería de 465 kilómetros divididos en 26 etapas. En el caso de querer partir desde Pontevedra, habría que andar un total de 115 kilómetros hasta llegar a Santiago, divididos en 5 etapas.

Camino Inglés

El Inglés es de los más seleccionados por su corta trayectoria, pues son dos opciones las que tiene y ambas se inician en la propia Galicia. La primera opción sería comenzar el camino en Ferrol, con una distancia total de 117 kilómetros en unas 6 etapas. La segunda opción es empezar en A Coruña, desde donde sólo hay 72 kilómetros hasta llegar a Santiago; en este caso únicamente se necesitan tres etapas para completarlo.

Camino Primitivo

El camino Primitivo ofrece dos opciones de inicio, una es en Lugo  con una distancia total a recorrer de 100 kilómetros en 5 etapas y la segunda opción para empezar sería en Oviedo, teniendo que recorrer en este caso 225 kilómetros divididos en 13 etapas aproximadamente.

Camino del Norte

Esta última opción, la elige mucha gente, como pasa con el Camino Inglés, por la corta distancia. Podría decirse que son posibilidades para quienes no están muy preparados físicamente como para aguantar muchos días en marha contínua.

Las opciones del Camino del Norte son dos: La primera sería iniciarlo en Baamonde (Lugo) para recorrer una distancia de 102 kilómetros en cuatro etapas y la segunda es empezar en Ribadeo, con un total de 195 kilómetros divididos en ocho etapas.

¿Qué alternativa es la más adecuada para mí?

Es muy importante elegir una opción u otra en función tanto del tiempo que se tiene como de la condición física. Se puede dar el caso de disponer de un mes de vacaciones para realizar el Camino de Santiago desde Saint Jean Pied de Port (el trayecto más largo) pero, si no se ha trabajado la resistencia física durante el año previo, no sería la decisión adecuada ni recomendada.

Por lo tanto se podría concluir que el factor más determinante a tener en cuenta es la condición física que se posea, y en función del aguante elegir una ruta con más o menos kilómetros. Pero las personas que no sean deportistas no deben sentirse intimidadas pues, como se ha mostrado anteriormente, hay varias opciones con muy pocos kilómetros a recorrer y, además, las etapas son una estimación. Obviamente, cada persona se marca su ritmo para evitar posibles lesiones.

--

Contenido patrocinado

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información