Menú Buscar
Los Mossos d'Esquadra detienen a cuatro miembros de una familia acusados de explotación sexual / MOSSOS

Cae un clan familiar que explotaba sexualmente a mujeres en Barcelona

Captaban a las víctimas en Venezuela, su país de origen, con una falsa oferta laboral

31.01.2019 09:25 h.
3 min

Golpe al tráfico de seres humanos en Barcelona. Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana han desarticulado un clan familiar que explotaba sexualmente a mujeres en Barcelona. Los delincuentes captaban a las víctimas en Venezuela, su país de origen, con una falsa oferta laboral. 

Los agentes han detenido a cuatro personas de una misma familia, tres hombres y una mujer, también de nacionalidad venezolana, con edades entre los 25 y los 62 años, como presuntos autores de un delito de explotación sexual de cinco jóvenes.

País de origen​

Aprovechando la situación de vulnerabilidad social y económica de las víctimas, los delincuentes captaban a las chicas con promesas de una vida mejor en Europa, al ofrecerles un empleo de masajistas. Una vez éstas llegaban a la capital catalana, los miembros de esta banda las acogían en sus domicilios, les retiraban el pasaporte y las privaban de cualquier libertad de movimiento. 

Además, los miembros de este clan decían a las jóvenes que debían un importe de 12.000 euros, en concepto de viaje y alojamiento. Cantidad que debían devolver en un periódo máximo de tres meses.

Clan familiar

Para abonar la supuesta deuda, las jóvenes fueron olbigadas a ejercer la prostitución, a veces incluso durante 16 horas seguidas. Para evitar que pudiesen escapar o pedir ayuda, siempre estaban acompañadas por uno de sus explotadores. 

Si no podían trabajar porque estaban enfermas o manifestaban que querían dejarlo, las amenazaban con publicar fotos compremetidas en las redes sociales. Una coacción que, por miedo a que las viesen sus familias, las sometía bajo el control de este clan familiar. 

Grupo criminal

La investigación de los Mossos arrancó en agosto de 2018, cuando los agentes tuvieron constancia de que cuatro miembros de una misma familia captaban a jóvenes en su país de origen para explotarlas sexualmente en Barcelona. 

El pasado 14 de enero, la policía autonómica, en un operativo conjunto con la Guardia Urbana, detuvo al clan familiar en el distrito de Nou Barris de la capital catalana. Dos de los tres hombres detenidos se encuentran en prisión provisional, y el resto está en libertad con cargos. La investigación continua abierta, y no se descarta que existan más víctimas de esta organización.