Menú Buscar
Paciente de esclerosis múltiple recurrente / PIXABAY

El Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña logra reducir las lesiones cerebrales

Pacientes entre los 18 y los 65 años de edad con esta dolencia han participado en este ensayo clínico de 52 semanas de duración

María Díaz
23.05.2019 14:56 h. Actualizado: 24.05.2019 10:19 h.
6 min

El Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña (CEEM) ha elegido la Reunión Anual de la Academia Americana de Neurología –celebrada en la ciudad estadounidense de Filadelfia– para hacer públicos los resultados de la fase I del ensayo clínico llevado a cabo con pacientes diagnosticados con esclerosis múltiple recurrente. Según ha informado el director del CEEM, el doctor Xavier Montalbán, el tratamiento con el medicamento Evobrutinib de la empresa de ciencia y tecnología alemana Merck reduce considerablemente las lesiones cerebrales activas en la esclerosis múltiple recurrente. Los datos clínicos de la evolución de los pacientes se han obtenido a través de resonancias magnéticas. Las conclusiones completas del ensayo se pueden consultar en New England Journal of Medicine, la revista especializada que ha publicado la investigación realizada en el CEEM.

El doctor Xavier Montalbán, además de dirigir el CEEM y ser el jefe del servicio de Neurología y Neuroinmunología del Hospital Vall d´Hebron de Barcelona y jefe del grupo de investigación en Neuroinmunología en la clínica del Vall d'Hebron Instituto de Recerca (VHIR), ha sido el responsable médico del ensayo clínico realizado por el CEEM en colaboración con la empresa Merks. “Evobrutinib es el primer inhibidor oral altamente selectivo de tirosina quinasa de Bruton (TQB) que demuestra una prueba de concepto clínico en esclerosis múltiple recurrente”, en palabras del director del CEEM. Según él, este tratamiento que se administra vía oral ofrece “una posibilidad muy buena para todas las personas con esclerosis múltiple recurrente, ya que podrán optar a un tratamiento más”.

Lesiones cerebrales

Durante 52 semanas un grupo de pacientes con esclerosis múltiple recurrente con edades comprendidas entre los 18 y los 65 años probó el fármaco objeto del estudio. El 85 %completó con éxito la primera fase del ensayo clínico. Dado que esta dolencia se caracteriza por provocar brotes, los enfermos se distribuyeron en diferentes grupos seleccionados al azar. Cada uno de esos grupos recibía una dosis diferente del medicamento, mientras que a los otros se les suministraba placebos. Las resonancias magnéticas fueron las pruebas médicas elegidas para analizar la evolución de los participantes en el ensayo. “Con Evobrutinib 75 miligramos en una y dos dosis diarias se observó una reducción del número de lesiones en la semana 12 del tratamiento. El estudio actual muestra que ese efecto reductor de las lesiones se mantiene hasta la semana 48”, según ha detallado el doctor Montalbán.

Imagen de una prueba médica / PIXABAY

Imagen de una prueba médica / PIXABAY

El máximo responsable del CEEM ha explicado que este ensayo clínico tenía dos objetivos. El primero era lograr la reducción de lesiones cerebrales en pacientes con esclerosis múltiple recurrente. “El hecho de que la reducción se observe ya a las 12 semanas indica que el fármaco empieza a demostrar efectos positivos de manera rápida. Esto es especialmente relevante en el caso de los pacientes que tienen brotes”, en palabras del director del CEEM. La reducción de los episodios de recaías o brotes de la dolencia era la segunda meta del ensayo. Con el tratamiento de dos dosis diarias de 75 miligramos del medicamento, el 79 % de los pacientes no sufrió recaídas durante las 48 semanas del estudio. “Nos sentimos muy satisfechos de que estos resultados a 48 semanas apoyen aún más nuestro desarrollo clínico continuo de Evobrutinib y la investigación de su eficacia en pacientes con esclerosis múltiple recurrente”, ha declarado el doctor Montalbán.

Tratamiento farmacéutico

En cuanto a las contraindicaciones del tratamiento, no se han registrado respuestas adversas preocupantes. Según las conclusiones del ensayo, las infecciones asociadas a las tomas de las dosis no han sido de gravedad y no han comprometido cumplir con las 52 semanas previstas de tratamiento médico completo. Entre los efectos secundarios que más se han repetido entre las personas tratadas con el Evobrutinib están el aumento en los niveles de las transaminasas y las nasofaringitis. El diagnóstico de estas dolencias se produjo en el transcurso de la primera fase del ensayo, en las 24 semanas iniciales. Una vez que el tratamiento hubo concluido superadas las 52 semanas pautadas, los efectos adversos producidos en los pacientes por la ingesta del fármaco desaparecieron.