Menú Buscar
La Estación de Sants, rodeada por la movilización convocada por los CDR

Los CDR acusan a los Mossos d'Esquadra de impedir el acceso a la Estación de Sants

Los antidisturbios vigilan las entradas al recinto para evitar que los independentistas radicales corten las vías

27.03.2018 19:29 h.
4 min

“Los agentes de los Mossos d’Esquadra son quienes actúan de forma ilegal y violenta ante las personas que ejercen desobediencia pacífica en las calles”. Este es el mensaje del independentismo que, en las últimas horas, y a raíz del encarcelamiento de Carles Puigdemont y otros líderes del procés, ha tomado la vía pública para protestar, bien con cortes de carreteras, bien con el intento de rodear la Estación de Sants de Barcelona.

Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) han convocado una movilización para rodear Sants este martes. Para evitar que los manifestantes cortasen las vías del tren en plena movilización por la Semana Santa, los Mossos d'Esquadra han mandado allí a sus antidisturbios, han cortado varios accesos y han impedido el paso a los sospechosos de actuar. Otros directamente recuerdan que nunca ha habido tantos mossos en Sants, ni siquiera en los episodios de mayor alerta terrorista: "Hola dictadura", escribe Roger FJ.

"Llarena a Estremera"

Todo ello lo aprovechan los CDR para dar la vuelta a la tortilla en Twitter: “Restringen la entrada a Sants a personas que llevan lazos amarillos o distintivos de solidaridad con los presos políticos. ¡Restringir el paso a las personas por su ideología va en contra de los derechos humanos!”. Fuera, según se cuece en la red social, los concentrados gritan “Llarena a Estremera” o “Los borbones, a los tiburones”. Si esto se cantase en los estadios de fútbol, los clubes posiblemente pagarían multas.

Porque, según los datos recientes, hasta 500 personas se han acercado a Sants bajo el paraguas de los CDR, y con gritos como "Puigdemont es nuestro presidente" y "Huelga general", además de los citados contra el juez Llarena, que ha sufrido el acoso del independentismo radical en su propia casa por encarcelar a cinco líderes del procés, y contra la Corona.

Los accesos al metro desde el interior de la estación han sido cerrados y quienes tienen que enlazar el metro con la estación de trenes lo hacen por el exterior, pasando por un control de los Mossos. Entre tanto, uno de los garantes de la revolución de las sonrisas ha tirado una sustancia parecida a pintura amarilla desde el piso superior sobre los agentes de los Mossos, hecho que ha dividido a los manifestantes en críticas a la acción y gritos contra los policías.

pintura amarilla mossos

Pintura amarilla contra los agentes de los Mossos d'Esquadra en la Estación de Sants / EP

Encapuchados

Mientras, en la A-2 a su paso por Soses (Lleida), varios jóvenes de Barcelona han acudido a la llamada de los CDR y, ocultos bajo capuchas y pasamontañas, han cortado la vía (una de tantas) doblando incluso un guardarraíl, además de colgar estelades y pancartas con mensajes como "Libertad presos políticos".