Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una imagen de dos Mossos d'Esquadra en Cataluña / EFE

Cataluña tiene más de 160 personas desaparecidas sin localizar desde 2010

La policía catalana gestionó en 2018 un total de 4.447 denuncias por desapariciones, un 1% más que en 2017, la mayoría de ellas en la zona metropolitana de Barcelona

4 min

Los Mossos d'Esquadra tienen 163 denuncias activas por desapariciones de personas que no han sido localizadas en Cataluña desde 2010, año en el que se creó la Unidad Central de Personas Desaparecidas del cuerpo.

El inspector portavoz de la policía catalana, Albert Oliva, ha explicado este sábado, Día Internacional de los Desaparecidos, que un 99% de las personas acaban siendo localizadas. Y ha asegurado que los Mossos son el único cuerpo que desde 2010 cuenta una unidad central específica dedicada a las desapariciones en los casos de más riesgo o cuando "puede haber indicios de criminalidad" al denunciarse.

Esta unidad mantiene cinco investigaciones abiertas en el ámbito criminal de personas desaparecidas y desde su creación ha llevado un total de 30 casos, de los cuales 19 son homicidios con posterior ocultación de cadáver.

Criminalidad

Los investigadores han resuelto 14 casos de desapariciones del ámbito criminal, otros tres casos resultaron ser detenciones ilegales prolongadas en el tiempo por matrimonios forzados y también han investigado ocho desapariciones que finalmente han terminado siendo de naturaleza no criminal.

Oliva ha insistido en la necesidad de erradicar la "leyenda televisiva o mediática de que hay que esperar un tiempo prudencial o un mínimo de 24 horas" para denunciar, ya que la inmediatez en la denuncia puede ser clave para las primeras gestiones y organizar un dispositivo de búsqueda si fuera necesario.

Inicialmente se hacen comprobaciones de los hábitos del desaparecido y en hospitales, el círculo de amigos o lugares en los que se podría desplazar, y, en función de cada caso, se valora pedir la geolocalización de la persona a través de su teléfono móvil.

Casi 4.500 denuncias en 2018

Los Mossos gestionaron en 2018 un total de 4.447 denuncias por desapariciones --un 1% más que en 2017, la mayoría ocurridas en la zona metropolitana de Barcelona--, y en el 94% de los casos la resolución se produjo antes de un mes.

Además, la mayoría volvieron voluntariamente y un 72% de les personas que aparecieron lo hicieron durante los cuatro primeros días y un 86% la primera semana.

Más hombres que mujeres

De las desapariciones denunciadas el año pasado, un 59% era de hombres y un 41% mujeres, mientras que, por edades, el 2% corresponde a menores de 12 años; un 34%, jóvenes de entre 13 y 17; un 58%, adultos de menos de 65, y un 6% eran personas de esta edad o mayores.

Analizando el perfil de las personas desaparecidas en 2018 con una muestra del 84% de los casos, se constata que un 58% viven en familia y un 52% sufre algún tipo de enfermedad mental.

Sobre una muestra del 85% de las denuncias por desaparición, un total de 2.568 personas ya habían desparecido en alguna otra ocasión.

Atención a las familias

En 2014, los Mossos crearon la Oficina de Atención a las Familias de las Personas Desaparecidas, que desde el 1 de abril de ese año hasta el 1 de enero de este 2019 ha recibido un total de 19.808 denuncias por desaparición, de las cuales se han abierto 741 casos para hacer seguimiento.

La misión de esta Oficina es dar apoyo psicológico y contención emocional, informar a las familias sobre las acciones policiales, dar un primer nivel de respuesta a las consultas jurídicas y reforzar la importancia de denunciar la desaparición lo antes posible.