Menú Buscar
Blancanieves, en el punto de mira del Tribunal Supremo

Blancanieves, en el punto de mira del Tribunal Supremo

El magistrado Antonio del Moral echa mano del popular cuento infantil para alertar sobre cómo puede afectar a la vida cotidiana el exceso de judicialización

3 min

El magistrado del Tribunal Supremo Antonio del Moral ha alertado de que un exceso legislativo y judicial puede afectar muy negativamente a la vida diaria y las acciones cotidianas de las personas.

Y para ejemplificarlo ha echado mano de Blancanieves, el popular cuento infantil. Así lo hizo durante su intevención en unas jornadas sobre delitos económicos y responsabilidad penal de las empresas celebradas en Salamanca hace tres semanas.

Inducción al asesinato

El juez realizó su peculiar análisis de Blancanieves repasando los delitos en los que, presuntamente, incurre la narración. En primer lugar, el encargo de la madrastra al cazador para que mate a Blancanieves sería una inducción al asesinato.

El hecho de que el cazador finalmente no la asesinara pero matase en su lugar a un animal para entregarle el corazón a la madrastra entraría en el ámbito de los delitos contra la flora y la fauna.

Delitos contra la ordenación del territorio

La cabaña en la que Blancanieves se refugió en el bosque constituye un delito contra la ordenación del territorio, al estar edificada sobre suelo no urbanizado.

La calificación de sus propietarios como "enanitos" es peyorativa y supone un menosprecio, por lo que el juez propuso utilizar mejor la denomicación de "personas de verticalidad limitada".

Allanamiento y canon musical

La entrada de Blancanieves en la cabaña implica un delito de allanamiento de morada.

Mientras que los enanitos deberían pagar el cánon a las SGAE por la canción que cantaban de regreso al hogar.

Maltrato laboral y envenenamiento

La oferta de los enanitos para que Blancanieves se quedara en la cabaña a cambio de hacerse cargo de las tareas del hogar (lavar, cocinar, planchar, coser...) sin contrato ni remuneración es un delito contra los derechos de los trabajadores.

El envío de la manzana envenenada por parte de la madrastra implica un delito contra la salud pública.

Abuso sexual

Y, finalmente, el beso del príncipe que hace despertar a Blancanieves podría encuadrarse como un delito de abuso o agresión sexual.

Así las cosas, según Del Moral, los protagonistas del cuento de Blancanieves podrían tener bastantes problemas con la justicia si se les aplicara el Código Penal vigente.