Menú Buscar
Imagen de uno de los cuadros de Francis Bacon robado difundido por la Policía.

Así se han detenido los ladrones de cinco cuadros de Francis Bacon

La Policía Nacional detiene en Madrid y Sitges a los presuntos autores de un robo en casa de un coleccionista privado

Redacción
3 min

La Policía Nacional comunicó este sábado que había detenido a siete personas en Madrid relacionadas con el robo de cinco cuadros del pintor Francis Bacon. El atraco se produjo en julio del año pasado en el domicilio de un coleccionista privado, al que también sustrajeron joyas y otros objetos de valor que aún no han sido recuperados.

El dueño del botín artístico se encontraba de viaje cuando ocurrieron los hechos. Al regresar, presentó una denuncia en la Comisaría Centro de la capital y allí empezó la investigación.

Fotografías en julio

Arrancar fue complicado, ya que se perdió el rastro de las obras y la entrada en la residencia había dejado pocas pistas. Una empresa privada de investigación avisó a la policía en febrero que había recibido fotografías inéditas de las obras sustraídas que habrían sido realizadas después del robo con una cámara digital alquilada por una persona que vivía en Sitges (Barcelona).

A partir de aquí, los agentes empezaron a tirar del hilo. Localizaron al autor de las imágenes, uno de los presuntos responsables del robo. Fue detenido junto a otros de los presuntos ladrones que habrían colaborado.

Marchante de arte

También se arrestó a un marchante de arte de Madrid y su hijo, quienes hicieron saltar las alarmas de la empresa de seguridad privada. Mandaron las imágenes a la compañía para consultar si las obras que aparecían en ellas figuraban como robadas o no.

Los dos profesionales habían recibido las imágenes tomadas por los autores materiales del robo como parte de una negociación para venderlas, según las pesquisas judiciales. Se les acusa de encubridores de los hechos junto a tres otras personas.

Localizar los cuadros

Los agentes de la brigada de patrimonio histórico de la UDEV, de la Policía Judicial y de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña registraron los domicilios del arrendatario de la cámara fotográfica y de los presuntos encubridores. No se han encontrado los objetos robados, pero se han incautado seis teléfonos móviles y tres ordenadores para registrar sus datos.

La prioridad actual es localizar dónde se encuentran las obras de Bacon.