Menú Buscar
Jamón cortado en tres platos dispuesto para ser consumido / EUROPA PRESS

Alerta alimentaria: estas son las marcas de jamón que Sanidad prohíbe comer

La Generalitat Valenciana inmoviliza casi 500 toneladas de productos cárnicos en la última semana y cierra cinco empresas tras descubrir la elaboración clandestina de derivados del cerdo

26.06.2018 20:35 h.
3 min

La Consejería de Sanidad de la Generalitat Valenciana ha inmovilizado 490,6 toneladas de productos cárnicos, en su mayoría jamones, chorizo, salami y salchichón, de varios establecimientos de la comunidad y ha procedido a la suspensión de la actividad de varias empresas dedicadas a la manipulación de productos cárnicos. En la última semana, las autoridades autonómicas han suspendido la actividad de cinco mercantiles, dos de ellas en Alzira, una en Bocairent, una en Cheste y otra en Real de Montroy.

Estas actuaciones se derivan de las inspecciones realizadas tras el descubrimiento de una empresa clandestina de jamones y productos cárnicos en Alzira en la que se inmovilizaron el lunes de la semana pasada cerca de cien toneladas de productos y que también supuso la inmovilización de 15.000 jamones y 160 boxes de cartón que a su vez contenían de 140 a 180 piezas de jamón y paleta curadas de esta mercantil en Boicarent y que supuso la suspensión de actividad de ambas.

Marcas afectadas

Asimismo se han retirado más de 4.302,76 Kg de productos cárnicos loncheados y 363 piezas de jamón y paleta en establecimientos de la cadena Family Cash y alrededor de 20.000 unidades de distintos productos cárnicos loncheados (7.358,25 Kg) de la cadena KUUPS, que ha colaborado activamente en la retirada de los productos de sus establecimientos de venta, según la Generalitat.

Las marcas comercializadas cuyos productos se están retirando del mercado corresponden a Jamón Bodega Alto de Aitana, Jamón Bodega Sierra Gorda, Aire de Mariola, Serranía de Ameta, El Galán, Jamones Croval, Don Enrique y Oro la Ermita.

Prohibido el consumo

La Consejería de Sanidad ha recomendado a los consumidores que pudieran tener productos cárnicos curados de estas marcas en sus hogares, que se abstengan de consumirlos

Además ha indicado que se sigue trabajando coordinadamente con la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), dependiente del Ministerio de Sanidad y Consumo en el marco de la alerta alimentaria notificada el día 18 de junio de 2018.