Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los tres procesados por los atentados del 17A durante el juicio en la Audiencia Nacional / EFE

Los acusados por el 17A lamentan el ataque y se desvinculan de la célula yihadista

Fiscalía mantiene la petición de 41 y 36 años de prisión para dos imputados por su supuesta participación en los preparativos de los atentados

3 min

Dos de los tres acusados por participar en los preparativos de los atentados de Las Ramblas de Barcelona y Cambrils en agosto de 2017, Mohamed Houli y Driss Oukabir, se han desvinculado del ataque. Ambos han ejercido su derecho a la última palabra en el juicio este miércoles, donde el primero ha indicado que no comparte "las ideas extremistas del Dáesh"; mientras que el segundo señalado que se le "mantenían al margen de lo que sucedía".

Houli y Oukabir han señalado ante el tribunal que desconocían que se iba a cometer la masacre, y el primero se ha arrepentido de haber estado con los terroristas y el segundo señalado: "Lamento mucho lo ocurrido".  La fiscalía ha pedido para ellos 41 y 36 años de prisión, respectivamente, mientras que para Said Ben Iazza,  acusado de prestar su documentación y una furgoneta para que los miembros de la célula compraran precursores de explosivos, se enfrenta a una solicitud de ocho años de cárcel. Este último no ha tomado la palabra y se ha remitido al informe de su abogado.

Explosión en Alcanar

Los atentandos se cometieron al día siguiente --y el posterior, en el caso de Cambrils--, de la explosión en la casa de Alcanar (Tarragona), donde los terroristas prepararon artefactos explosivos, y donde resultó herido Mohamed Houli. Según Fiscalía, en dicho inmueble fallecieron dos miembros de la célula, uno de ellos, Abdelbaki Es Satty, el imán de Ripoll que los habría captado para atentar.

Los Mossos d'Esquadra abatieron en Cambrils a los cinco terroristas que estaban atacando a viandantes en el paseo marítimo el 18 de agosto, y el 21 al autor del atentado de Las Ramblas, Younes Abouyaaqoub, en un camino de Subirats.

La defensa pide su absolución

En el juicio, que ha quedado visto para sentencia, los letrados de Oukabir y de Ben Iazza han pedido la absolución de ambos al mantener que "hicieron un favor", con el alquiler de las furgonetas. El primero a su hermano y el segundo a unos clientes habituales de su carnicería, pero que desconocían que estas iban a utilizarse para preparar y cometer atentados yihadistas.

El abogado de Ben Iazza ha pedido, además, la puesta en libertad de su cliente, al llevar ya tres años y medio en prisión provisional, con lo que ya habría cumplido casi la mitad de la pena que pide para él la fiscalía. Por su parte, la defensa de Houli estima que este debe ser condenado como máximo a cuatro años de prisión por cooperación en el depósito de explosivos --por el atenuante de confesar los hechos y colaborar con la investigación--.