Menú Buscar
Una de las barricadas que los antisistema y los independensitas han montado en plaza España de Barcelona para intentar llegar al acto de Vox / CEL

Los Mossos separan a los militantes de Vox y los CDR en Barcelona

Un amplio dispositivo policial evita que los manifestantes antisistema puedan llegar donde se celebra el acto de Santiago Abascal

30.03.2019 12:13 h.
4 min

El mitin de Vox en Barcelona que tiene lugar este sábado está marcado por un fuerte dispositivo policial. Los Mossos d’Esquadra han blindado la plaza España para evitar un enfrentamiento entre los militantes del partido de extrema derecha y la contramanifestación convocada por los CDR, las juventudes de la CUP, Arran, y el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC).

Los agentes catalanes habían blindado la zona en que se desarrollará el acto en el que participan Santiago Abascal y Javier Otrega Smith horas antes de que se iniciara. Ya habían desplegado el cordón de seguridad cuando los primeros antisistema e independentistas radicales han hecho acto de presencia en la zona. Primero, de forma más laxa. Sobre las 11 de la mañana, una hora antes de que se iniciara el acto de Vox, se ha reforzado. Ha sido a partir de este momento cuando se han registrado los primeros incidentes, como el lanzamiento de objetos contra los agentes y el corte de algunas calles con contenedores de basuras. La protesta también se ha trasladado a las calles del barrio de Sants. 

Mensaje del partido de extrema derecha

Vox ha fletado autocares desde varias ciudades españolas (ha llegado gente incluso de Tenerife) con el objetivo de llenar la avenida María Cristina, la calle que une plaza España y el recinto de Fira Barcelona en Montjuïc. En un primer momento querían llevar su mitin en el Palau Sant Jordi, un espacio cerrado, pero el ayuntamiento liderado por Ada Colau alegó que no podían alquilar el espacio porque estaba en obras, cuestión que en su día ya levantó polvareda.

El partido de Abascal intentará mostrar su músculo en la capital catalana. Bajo el lema Cataluña por España, la formación de extrema derecha había dejado claro cuáles serían las grandes reivindicaciones que se harían en la ciudad. Vox asegura que clamarán por la “recuperación de la libertad de Cataluña”, la “suspensión de la autonomía”, la “disolución de los Mossos” y el “cierre de TV3”, a la que acusan de manipular.

Arran y los CDR

Los antisistema ya han mostrado a través de las redes sociales su malestar con los Mossos d’Esquadra tras el despliegue del cordón de seguridad, que incluye el registro de las mochilas de los manifestantes. Han lamentado que antes de que Abascal empezara a hablar ya les llegaran “amenazas” de una carga policial si no se disolvía la concentración y apuntaban de nuevo al consejero del Interior, Miquel Buch.

Acusan al político de JxCat de haber diseñado una actuación para “proteger el fascismo de Vox”. Por este motivo, solicitan al presidente del Gobierno, Quim Torra, su dimisión. No es la primera ocasión en que el independentismo radical piden que se releve a Buch, ya que consideran que va en contra de su proyecto de república catalana.