Menú Buscar
Roger Torrent, el presidente del Parlament, en una imagen de archivo / EFE

Torrent pide un frente unitario como portavoz del independentismo

El presidente del Parlament actúa como portavoz del independentismo al denunciar que se ha golpeado “a la democracia española” y reclama un frente unitario

25.03.2018 22:42 h. Actualizado: 25.03.2018 22:42 h.
4 min

Roger Torrent, el presidente del Parlament, no engaña. Actúa como portavoz del independentismo, pero reclama ahora un frente unitario que pueda incorporar, por lo menos, a los Comuns, después de que todo el bloque independentista haya quedado desnortado y sin dirección. Torrent ha dejado claro que sería necesario un Govern, cuanto antes.

Torrent ha comparecido este domingo, con una intervención en la que ha pedido “calma” frente a todo lo acontecido tras la detención del expresidente Carles Puigdemont. Con la voluntad de buscar un acuerdo amplio, “transversal”, como ya dejó entrever en su discurso de este sábado en el Parlament, Torrent no ha evitado palabras gruesas contra el Estado español. Considera que, con las decisiones judiciales de encarcelar a los miembros del Govern de Puigdemont, “se ha provocado un golpe casi definitivo a la democracia española”.

Solución política

La figura de Puigdemont ha estado presente en su intervención, pero de forma mínima. El objetivo del presidente del Parlament es buscar ahora alguna salida, que sólo puede pasar, para el independentismo, por el apoyo de los Comuns, que lidera Xavier Domènech. “Se necesita en este momento una solución política, cívica y transversal, que se pueda cristalizar también en las instituciones, y que ya existe en la sociedad catalana”, aseguró.

A partir de este lunes, el presidente del Parlament se reunirá con entidades, partidos y organizaciones de la sociedad civil para buscar ese posible frente “democrático”. Pero es también un intento de ganar tiempo, de ensayar algunas complicidades para acabar de decidir si designa a otro candidato para la presidencia de la Generalitat.

El "pueblo de Cataluña"

Eso depende de los partidos, y tanto Junts per Catalunya como Esquerra no saben qué hacer en estos momentos.

Torrent, en todo caso, no aprovechó su intervención para actuar como el presidente de toda la cámara parlamentaria, con esas acusaciones graves sobre el “secuestro” que, a su juicio, ha protagonizado el estado español sobre la “voluntad del pueblo de Cataluña”. En todo momento, la utilización de esa expresión, “el pueblo de Cataluña” se ha acabado identificando con una parte, el independentismo, como algo natural por parte de los dirigentes nacionalistas.

“Ningún juez tiene la legitimidad para cesar a un presidente, el estado hace una causa general contra sus adversarios políticos”, remachó Torrent.

Romper los bloques

Ese frente unitario que pide Torrent, enmarcado, inicialmente, para reivindicar la libertad de los consejeros encarcelados y del expresidente Puigdemont, sólo se podría convertir en político, desde las instituciones, con un programa de mínimos, lejos del proyecto soberanista de Junts per Catalunya y de ERC.

El propio líder del PSC, Miquel Iceta se ofreció a romper la política de bloques si el nuevo Govern renuncia de forma explícita al proyecto independentista. Pero con los comités de defensa de la República, con al ANC y las entidades municipalistas presionando para todo lo contrario, con algaradas en las calles, ese frente unitario queda lejos en estos momentos.