Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Cardús (i), Quim Torra (c) y Anna Figuera (d) en una imagen de archivo

Torra, inhabilitado, recoloca a su asesor como organizador de sus viajes de expresidente

Pere Cardús, que hasta ahora ejercía de jefe de gabinete en la sombra, cobrará cerca de 80.000 euros por organizar las audiencias, las visitas y el protocolo del político condenado por desobediencia

3 min

Quim Torra, inhabilitado, pero con oficina de expresidente, ha recolocado a quien ha sido hasta ahora su más estrecho asesor, Pere Cardús. Según publica hoy el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC), Cardús ha sido cesado como asesor de políticas estratégicas de la oficina del presidente, y asume ahora el cargo de responsable de la oficina del expresidente Torra

Las funciones que corresponden a este puesto de trabajo son dirigir y organizar las tareas de todo el personal del nuevo despacho de Torra, controlar los actos, las audiencias, las visitas y los viajes del expresidente, gestionar y autorizar el presupuesto asignado a la oficina, hacer tareas de protocolo y de relaciones con la prensa y los medios de comunicación del expresidente y ejercer de jefe de la secretaría del despacho del expresidente.

Las retribuciones de este puesto de trabajo son las correspondientes a un puesto de funcionario del grupo A, nivel de destinación 30, y con un complemento específico de 64.311,36 euros anuales (con jornada y horario de dedicación especial). Es decir, unos 79.917 euros.

Torra tendrá un sueldo de más de 120.000 euros al año como expresident y una pensión vitalicia de 92.000 euros, además de coche con chófer y oficina propia.

La parodia sobre Sánchez

Cardús, hijo del sociólogo Salvador Cardús, era el coordinador de la gestión de la información y atención a la ciudadanía, pero que en realidad actuaba como jefe de gabinete en la sombra. Es conocido por haber protagonizado con su jefe un vídeo en el despacho del ya expresidente para informarle de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no atendía sus llamadas. “Quins collons!”, respondía el ahora inhabilitado Torra, condenado por desobediencia. Las redes sociales bromearon con la recreación.

Cardús no es el único colaborador de Torra recolocado. Joan Ramon Casals, que hasta ahora ejercía como responsable de la oficina del president, ha sido nombrado nuevo director general de Coordinación Interdepartamental de la misma consejería del Govern independentista. Percibirá por su nueva labor un salario anual de 85.531 euros.