Menú Buscar
Núcleo urbano de Les Botiges de Sitges, donde había organizada una consulta para opinar sobre su pertenencia a Castelldefels / CG

Sitges cancela una consulta sobre la segregación de un barrio

La Delegación del Gobierno pidió al ayuntamiento la “inmediata suspensión” de la votación, prevista para el sábado y no vinculante

25.05.2018 09:46 h.
3 min

Sitges ha cancelado una consulta popular para preguntar a los vecinos sobre la segregación de uno de sus barrios. El ayuntamiento de la localidad había organizado la votación para que los habitantes de Les Botigues de Sitges opinaran sobre si querían seguir formando parte del municipio –que se encuentra a unos 15 quilómetros– o pasar a depender de Castelldefels –a solo cuatro quilómetros de distancia–.

Fue la Delegación del Gobierno en Cataluña que pidió al consistorio la “inmediata suspensión” de la consulta popular, prevista para el sábado y no vinculante. Aunque hacía semanas que se publicitaba y que se había convocado, el Gobierno ha reaccionado a dos días de la votación. Los abogados del Estado argumentan que el ayuntamiento no tiene autorización previa del Consejo de Ministros para realizarla.   

2.000 vecinos convocados

Los vecinos mayores de 16 años tenían derecho a voto. En total, unos 2.000 estaban convocados a contestar a la pregunta: “¿Está de acuerdo en que el núcleo de Les Botigues de Sitges se segregue del municipio y proponga su anexión al municipio de Castelldefels?”.

El ayuntamiento ha expresado su “total desacuerdo” con la interpretación que hace el Gobierno. También se han quejado de la manera en la que se ha comunicado la petición, a través de una llamada al alcalde y un correo electrónico. Aunque el consistorio asegura que se ha seguido el procedimiento legal establecido en los casos de los procesos de participación, ha decidido suspender la consulta.

Lo han hecho con tal de proteger a los trabajadores públicos y a los organizadores de la votación, según han explicado. La pertenencia de Les Botigues de Sitges a Castelldefels es una reivindicación histórica que algunos vecinos defienden. Consideran que, mientras que usan los servicios públicos de Castelldefels, como los colegios y los ambulatorios, por motivos de proximidad, pagan los impuestos en Sitges.