Menú Buscar
Imagen de los trabajadores de TV3, cuyos sindicatos han rechazado el reparto de poder político de los medios públicos / CG

Rechazo sindical al reparto de poder político en los medios públicos de Cataluña

Los trabajadores lamentan que JxCat, ERC, PSC y Cs ultimen un pacto que perpetuará el modelo de control de la CCMA

6 min

Los trabajadores de TV3 han mostrado su rechazo al reparto de poder en la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) que se ha debatido este jueves en el Parlament. Consideran que el acuerdo que se ultima entre JxCAT, ERC, PSC y Cs perpetua el modelo de control actual. La Assamblea de Trabajadores de la cadena pública muestran de forma destacada su sorpresa en que la formación liderada por Inés Arrimadas haya entrado al ruedo en esta cuestión. "Si de algún grupo no teníamos dudas de que iría hasta el final con la despolitización era Cs. Nos resulta inconcebible", indican fuentes sindicales, "no sabemos qué les pueden haber ofrecido para aceptar lo que han criticado en las cuatro legislaturas".

La decisión de la formación naranja de acceder a negociar a cuatro bandas y suspender la ponencia acordada entre todos los grupos parlamentarios para reformar la Ley audiovisual ha sorprendido a los principales sindicatos de la cadena pública, el Sindicat de Periodistes de Catalunya (SPC) así como al mismo Comité de Empresa y a la Asamblea de Trabajadores.

Moción de Ciudadanos

Ante las críticas recibidas, Cs --que según desveló este medio pactó con las fuerzas nacionalistas ocultar el acuerdo en la CCMA hasta después de las elecciones andaluzas-- ha presentado este jueves una moción subsiguiente a la interpelación del Govern sobre la CCMA. En el primer punto abogaba por la "despolitización de TV3 y Catalunya Ràdio mediante la adopción de medidas urgentes de los criterios mínimos de profesionalidad y experiencia". También reclaman el uso de "procedimientos de concurso público organizado por el propio Parlament y unas mayorías parlamentarias ampliamente reforzadas para la designación de las personas que ostenten las máximas funciones de responsabilidad de la CCMA".

La moción de Cs, presentada por el diputado Nacho Martín Blanco, no ha sido aprobada. Ha contado con 56 votos a favor y 72 en contra la globalidad de la enmienda. 

Reparto de la televisión pública

Los sindicatos han criticado en un comunicado que dicho apartado "no va en la línea del pacto para repartirse entre los cuatro [también el PSC] el Consejo de la CCMA" y "regalar" la televisión y radio pública a "Junts per Catalunya y ERC". "Nos han defraudado", añaden en conversación con este medio.

Más allá de la ideología política, los sindicalistas confiaban en el compromiso de la formación naranja para que los medios públicos catalanes pasaran a dirigirse bajo criterios de profesionalidad tras las críticas vertidas en los últimos años. También cargan contra el resto de partidos que han participado en el reparto de poder. Especialmente JxCAT y ERC, que desde hace meses debaten sobre la división de poderes en los medios públicos.

Reforma de RTVE

Cs ha defendido de forma categórica que se tenía que mantener el concurso público ante otras opciones que exigían que, para agilizar la renovación del consejo, se llevara a cabo con otros métodos "transparentes". Entre ellos, el acuerdo de todas las fuerzas de la Cámara catalana. 

Los trabajadores de la CMMA lamentan que los cambios no se hayan producido siguiendo el ejemplo de Telemadrid y RTVE, donde la politización fue menor. 

JxCAT y ERC buscaron a Cs

JxCat y ERC buscaron el apoyo de Cs ante la negativa de la CUP de actualizar la cúpula de los medios públicos de la Generalitat. La distancia política entre las tres formaciones propició que, de entrada, no se esperase que llegasen a un pacto. Pero han conseguido acordar las cuotas de poder, hecho que ha sorprendido a los representantes de los trabajadores. 

Los sindicalistas lamentan que el partido que ha hecho "bandera del cambio y la regeneración democrática" en su programa haya aprobado la renovación del la CCMA. Desde el entorno del parido naranja han alegado que el acuerdo está congelado, pero en el pleno del Parlament de este jueves ha dado señales de que las fuerzas políticas implicadas lo ultiman.