Menú Buscar
Rafael Ribó, Síndic de Greuges de Cataluña desde 2004 / EUROPA PRESS

El Síndic Ribó no rectifica y vuelve a poner el foco en los pacientes de fuera de Cataluña

El Síndic de Greuges insiste en que no se compensan del todo los "sobrecostes" de las operaciones de personas procedentes de otras comunidades y reclama que se revisen esos pagos a Cataluña

5 min

Sostenella y no enmendalla. El Síndic de Greuges, teórico defensor del pueblo de Cataluña, no rectifica. Rafael Ribó ha insistido este miércoles en su polémico razonamiento sobre los problemas de la sanidad catalana, después de haber atribuido el pasado lunes en una entrevista radiofónica sus largas listas de espera a las intervenciones de pacientes procedentes de otros lugares de España. 

Ribó, que se quejó de los "sobrecostes" que, a su juicio, ello genera a la Generalitat, no ha tenido más remedio que reconocer este miércoles que el Sistema Nacional de Salud de España compensa los importes de dichas operaciones de enfermos de otras autonomías. Aunque, eso sí, destacando que esta compensación, a su juicio, "no se cumple en su totalidad".

"Sobrecoste para la sanidad catalana"

Por esta razón, reclama en un comunicado que se revise la compensación que Cataluña recibe por atenderles: "El Síndic considera que sería necesario revisar y adecuar a la realidad la fórmula para calcular el pago de este sobrecoste para la sanidad catalana cuando atiende --obviamente-- a pacientes provenientes de otras comunidades. Lo mismo sucede con la Comunidad de Madrid", afirma la oficina del teórico defensor del pueblo catalán en un comunicado.

En la nota se admite que el hecho de que pacientes de otras comunidades sean tratados en el sistema público de Cataluña por enfermedades complejas está previsto por el Centro de Servicios y Unidades de Referencia (CSUR) del Sistema Nacional de Salud. Cataluña dispone de 83 centros reconocidos en el CSUR y la comunidad de Madrid, de 86. Ambas comunidades, destaca el Síndic, son "las que tienen el número más alto (de traslados de enfermos de otras comunidades) por razones obvias de más efectivos y disposición de avances tecnológicos".

Elogios a la Generalitat

Ribó alude a los datos del Instituto Catalán de la Salud (ICS) --dependiente de la Generalitat--, según los cuales entre los años 2016-2019 se han incrementado un 21 % las intervenciones oncológicas en los hospitales de referencia.

Otro elemento a tener en cuenta, según el teórico defensor del pueblo catalán, "es la progresiva implantación de la robótica, que ha permitido mejorar la cirugía, a la vez que permite una precisión milimétrica". "El ICS es la institución con más robótica del Estado, y entre enero y octubre se han realizado 1.391 intervenciones con cirugía robótica", operaciones que precisan más tiempo de quirófano, unos gastos que no se han visto compensados.

Los recortes, "en todo el Estado"

Ribó, que percibe más de 120.000 euros anuales por un cargo en el que lleva más de 15 años, asegura haber advertido con anterioridad de que las bajas retribuciones y dotaciones de personal, el desfase de inversiones y la progresiva jubilación de personal difícil de sustituir son problemas estructurales del sistema de salud, algo "aplicable a todo el Estado español".

Sobre las listas de espera, considera que el Gobierno catalán debería invertir más para hacer frente a estas dimensiones estructurales y, de nuevo, reclama al Gobierno español que "se debería plantear cómo compensar el sobrecoste que tienen las comunidades que pueden ofrecer el mejor servicio, ya que es la mejor manera de garantizar el derecho a la salud de todas las personas del Estado".