El Síndic de Greuges recibió 600 quejas y consultas sobre el 'procés' en 2017

Rafael Ribó presenta el 'Informe al Parlament' al presidente de la Cámara autonómica, Roger Torrent

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó (i), presentó hoy su informe anual al presidente del Parlament, Roger Torrent (d), en un acto celebrado en el despacho de audiencias de la cámara catalana / EFE
09.02.2018 16:02 h.
3 min

El Síndic de Greuges, el equivalente al Defensor del Pueblo, recibió 611 quejas y consultas relacionadas con el procés en 2017, en aspectos como la participación ciudadana, la seguridad, la libertad de expresión, la aplicación del artículo 155 de la Constitución y sobre la implicación de menores.

Según datos facilitados este viernes por el Síndic de Greuges de las actuaciones relacionados con el proceso soberanista, ha habido 469 quejas, 21 actuaciones de oficio y 121 consultas, siendo las relacionadas con la participación ciudadana las más numerosas, con 458 --unas 200 sobre la situación de los Avis per la Llibertat de Reus (Tarragona)--; seguida de seguridad ciudadana, con 89; libertad de expresión, con 41; implicaciones del 155, con 13, y relacionadas con menores, con 11.

"Regresión" de derechos civiles y políticos

En rueda de prensa tras presentar el Informe al Parlament 2017 al presidente del Parlament, Roger Torrent, el síndic, Rafael Ribó, ha alertado este viernes de una "regresión" de derechos civiles y políticos en Cataluña.

Ribó ha afirmado que relacionado con el proceso soberanista se han recibido quejas sobre las cargas policiales el 1-O, pero también sobre la cesión de datos y vulneraciones del derecho de participación política.

Cataluña vivió una sacudida

En su informe, el Síndic de Greuges señala, referente a los hechos relacionados con el 1-O, que Cataluña "vivió una sacudida, tanto por la vulneración de la Constitución y otras leyes por parte de la Generalitat, como por la respuesta del Gobierno central a estas vulneraciones".

Ribó ha afirmado que los actos ilícitos derivados de las aplicación de leyes aprobadas en septiembre y declaradas nulas por el Tribunal Constitucional tendrían que haber sido confrontadas con el ordenamiento legal vigente, y con "diálogo y soluciones políticas".

Contra las cargas policiales

Ha criticado la "desproporción" de las cargas policiales, el encarcelamiento preventivo de presos soberanistas --recordando la situación en la que se encuentran Jordi Sànchez, que fue adjunto del Síndic, y Jordi Cuixart-- y la calificación penal de rebelión, que también ha visto desproporcionada.

El síndic de Greuges ha remarcado que ya se dirigió al Gobierno central para saber quién fue el responsable que ordenó las cargas policiales, y ha pedido que el Parlament impulse una comisión de investigación sobre el 1-O. Ribó ha trasladado las quejas y sus recomendaciones al Defensor del Pueblo, el ministro del Interior, el comisario europeo de Derechos Humanos --quien exigió una explicación oficial al Estado--, el Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos y el Instituto Internacional de Ombudsman.

¿Quiere hacer un comentario?