Menú Buscar
Imagen de un aula en la que se imparte clase / CG

¿La sentencia de la LEC preserva la inmersión lingüística?

El dictamen jurídico de los magistrados pasa de puntillas por la cuestión de la lengua, aunque toda la doctrina jurídica apunta a un modelo de conjunción entre catalán y castellano

26.04.2019 00:00 h.
7 min

La sentencia sobre la Ley de Educación de Cataluña (LEC) ha generado mucho revuelo en la arista más polémica del sistema educativo catalán: la inmersión lingüística. La propia sentencia genera mucha disparidad sobre la forma en que afecta al catalán como única lengua vehicular de la enseñanza. La realidad es que el recurso del Partido Popular se centraba principalmente en aspectos relacionados con la organización de los centros, el currículum y el cuerpo funcionarial de los profesores. En otras palabras, la sentencia dice poca cosa en materia de lengua porque casi nada se ha recurrido

La Generalitat ha asegurado que el modelo de "escuela catalana" ha quedado "intacto". El consejero de Educación, Josep Bargalló, ha asegurado que la "primera lectura es positiva por el mantenimiento de la potestad de este sistema educativo propio". Ha insistido en que aquello que le preocupa son "las limitaciones educativas a partir de la lectura que hace el tribunal de la LOMCE" con la esperanza que la norma educativa estatal aprobada por el PP "tenga los días contados". 

Conjunción lingüística

El presidente de Impulso Ciudadano, José Domingo, considera porsu parte que la sentencia no entra a evaluar el sistema lingüístico de las escuelas sencillamente porque no se había recurrido. De hecho, el jurista –que también colabora con Asamblea por una Escuela Bilingüe– critica que se haya "reinterpretado la sentencia" por parte de algunos medios y políticos, puesto que, desde su punto de vista, el texto jurídico apunta hacia el modelo de la conjunción lingüística. 

¿En qué consiste esta metodología? La lingüista y escritora Mercè Vilarrubias defiende que se basa en "un modelo con el catalán en el centro que también incorpora el castellano" de una forma "proporcional". La experta hace referencia a la famosa sentencia del TSJC, que impone a la Generalitat el 25% de los contenidos en castellano: "El Tribunal Supremo también hizo una sentencia anterior que obligaba a la Generalitat a incluir el castellano en la enseñanza, pero daba a la Administración catalana la potestad para fijar este nivel".

Uso del castellano

Para Vilarrubias, la inmersión lingüística es "una manera de defender el catalán, pero no la única". Considera que este idioma debe ocupar espacio público, aunque compartiéndolo con la otra lengua oficial. De hecho, defiende que con un bilingüismo bien equilibrado no tiene por qué verse afectada la continuidad de la lengua catalana. A nivel jurídico, ambas son vehiculares en la enseñanza, y así lo establece la LOMCE en su disposición adicional 38: "Las Administraciones educativas adoptarán las medidas oportunas a fin de que la utilización en la enseñanza de la lengua castellana o de las lenguas cooficiales no sea fuente de discriminación en el ejercicio del derecho a la educación". 

La presidenta de Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB), Ana Losada, ha asegurado que toda la intepretación que hace el Tribunal Constitucional sobre el modelo educativo catalán va en esta línea. "Claro que el modelo lingüístico de Cataluña es legal, lo es porque lo legal se llama conjunción lingüística". De hecho, la presidenta explica que la sentencia del Estatut del 2010 dejó claro que el catalán no podía ser la única lengua vehicular de la enseñanza. 

Sentencia completa del Tribunal Constitucional sobre la LEC

Acogida y Aran

La sentencia avala el régimen de las aulas de acogida, puesto que la LEC "no comporta la exclusión del castellano como lengua de apoyo para aquellos alumnos que lo necesiten, ni la imposibilidad de que los alumnos puedan recibir la educación en castellano durante el proceso de educación". En otras palabras, que el catalán pueda ser lengua de apoyo en esta atención individualizada sin perjuicio a que los extranjeros que vienen de otras partes también aprendan español. 

En el caso de la Vall d'Aran, el modelo lingüístico del resto de Cataluña es aplicable en esta comarca catalana en la que el occitano --llamado aranés en esta zona-- es lengua vehicular de la enseñanza. ¿Eso significa que se avale el sistema de inmersión? Según Mercè Vilarrubias, eso significa que el modelo de conjunción lingüística también se tiene que aplicar en ese area, con sus características. 

Defensa del modelo

Los defensores de la inmersión lingüística se amparan en los "resultados positivos" que este modelo ha generado en cuanto a cohesión social y conocimiento de la lengua catalana. Esta metodología de enseñanza, que se empezó a aplicar en los años 80 en algunos colegios de Santa Coloma de Gramenet a petición de padres castellanohablantes que querían que sus hijos aprendieran catalán, se convirtió en el único en toda Cataluña en la década de los 90.

La Generalitat asegura que el método ha sido diseñado "para adaptarse a la realidad sociolingüística del país", en la que hay zonas donde el castellano está muy extendido y otras donde predomina el catalán. En ambos casos, el ejecutivo autonómico considera que "las nuevas generaciones tienen un dominio equiparable del catalán y del castellano", así como del aranés en la Vall d'Aran. 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información