Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, se encuentran antes del inicio de la mesa de diálogo / EP

Sánchez y Aragonès constatan posiciones "radicalmente diferentes" en la mesa de diálogo

El mandatario español se compromete a trabajar "sin prisa, pero sin pausa y sin plazos" y respeta la composición de la delegación catalana sin JxCat porque compete al presidente catalán

4 min

Tras casi dos horas de reunión, Pedro Sánchez y Pere Aragonès han constatado sus alejadas posturas, pero se han comprometido a seguir trabajando "sin prisas, pero sin pausa y sin plazos", ha dicho el presidente español, quien se ha desplazado a Barcelona para asistir a la mesa de diálogo en el Palau de la Generalitat cuya finalidad es desencallar el conflicto secesionista.

"La amnistía y la autodeterminación son la prioridad para el independentismo, pero para nosotros no. Son posiciones radicalmente distintas", ha dicho el socialista. Sobre la ausencia de Junts per Catalunya (JxCat) en la mesa, ha expresado su respeto a las decisiones del Govern. “La composición la decide el presidente de la Generalitat y no tenemos nada que decir”.

Un clima político mejor

Sánchez ha insistido en su "apuesta por el diálogo y las soluciones a los problemas de Cataluña". "Seguimos manteniendo distancias muy alejadas, pero la mesa es el mejor camino para acercar posiciones. Trabajaremos sin prisa, pero sin pausa y sin plazos. Lo importante en avanzar", ha añadido.

A pesar de las complejidades, el presidente español asume que “el clima político es mejor y dentro de un año será mejor todavía”. En este sentido, se ha referido a la situación de 2017 --referéndum, DUI y aplicación del artículo 155--, mientras que ha puesto en valor su presencia en Cataluña que demuestra su "respeto a la sociedad catalana".

"Recuperar los afectos"

Ha apostado por recuperar “afectos entre catalanes, pues el diálogo entre catalanes es inaplazable”, y "entre los catalanes y el resto de España".

El mandatario español ha marcado como prioridades la "recuperación de la pandemia, la recuperación económica y la gran oportunidad de los fondos europeos para modernizar nuestra economía".

Por eso el Gobierno "ha actualizado su agenda del reencuentro", que ha entregado a Aragonès, bajo la premisa de que “para dialogar, hay que escuchar primero”. Una agenda que amplía el horizonte, porque no solo se ocupa del futuro político, sino de la sanidad, las infraestructuras y la gestión climática. También refleja la agenda “el compromiso del Gobierno con todos los catalanes, piensen lo que piensen”.

La ampliación de El Prat

Sánchez y Aragonès han abordado la ampliación de El Prat y la suspensión de la inversión del Gobierno, aunque sin novedades porque “el proyecto no está maduro”. Sobre la ausencia de Junts, socios de gobierno de ERC, ha expresado su respeto a las decisiones del Govern: “La composición la decide el presidente de la Generalitat y no tenemos nada que decir”.

Y ha citado al poeta catalán Salvador Espriu: “Haz que sean seguros los puentes del diálogo / y trata de comprender y amar / las razones y las lenguas diversas de tus hijos”.

Tras el encuentro a solas entre Sánchez y Aragonès, comienza la reunión de la mesa. Por parte del Gobierno, asisten los ministros Félix Bolaños (coordinador), Isabel Rodríguez, Miquel Iceta y la vicepresidenta Yolanda Díaz. La parte catalana está representada por los consejeros Roger Torrent y Laura Vilagrà. Los grandes ausentes con los consejeros de Junts per Catalunya, después de que el presidente catalán rechazar incluir a dos indultados –Jordi Sànchez y Jordi Turull-- en la cumbre.