Menú Buscar

Rull, Turull, Sánchez y Forn vuelven a prisión tras su estancia en el hospital

Los políticos presos fueron trasladados a un centro sanitario tras abandonar la huelga de hambre

Los políticos presos en Lledoners / ÒMNIUM CULTURAL
24.12.2018 14:55 h.
3 min

Los presos independentistas dejan el hospital y vuelven a la cárcel. Josep Rull, Jordi Turull, Jordi Sánchez y Joaquim Forn han sido trasladado este lunes a la prisión de Lledoners desde el módulo del Hospital de Terrassa donde estaban ingresados tras abandonar la huelga de hambre que iniciaron para protestar contra la inacción del Tribunal Constitucional.

Los cuatro políticos independentistas han anunciado a través de la red social Twitter su vuelta a la cárcel y han asegurado que están “más recuperados” después de su estancia en el centro sanitario.

“Atención extraordinaria”

"Hemos recibido una atención extraordinaria", han informado los cuatro, que también han agradecido el trato excelente al personal médico, de enfermería y de servicio.

Los presos fueron trasladados la tarde del 20 de diciembre a la Unitat Hospitalària Penitenciària de Terrassa  para volver a ingerir alimentos bajo control médico tras dejar su huelga de hambre. Un ungreso previsto en los protocolos por ayunos, en caso de que los facultativos lo consideren necesario.

Fin del ayuno

La portavoz de los cuatro presos, la periodista Pilar Calvo, justificó la decisión de dejar abandonar el ayuno el pasado jueves con el argumento de que el Tribunal Constitucional había empezado a ver los recursos de amparo de los acusados: "el motivo de abandonar la huelga de hambre es que consideran que se ha cumplido su objetivo de activar los recursos del Constitucional", explicó Calvo.

Los presos perdieron entre un 10 y un 11% de peso durante los días en los que se negaron a ingerir alimentos. Empezaron Turull y Sànchez el pasado 1 de diciembre, y les siguieron Joaquim Forn y Josep Rull.

Ingreso de Turull

Turull fue el único de los cuatro reclusos en huelga de hambre que tuvo que ser trasladado a la enfermería de la prisión, por el estado de salud en que se encontraba tras 14 días de ayuno voluntario.

A través de una carta que el exconseller envió a El Nacional, expresó que se encontraba "bastante bien" y explicaba que su traslado se debía a una decisión de los médicos pese a que el prefería quedarse en la celda.

¿Quiere hacer un comentario?