Menú Buscar
El exministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba durante la entrevista en la que analizó las claves para acabar con ETA / CANAL HISTORIA

Así relató Rubalcaba las claves para acabar con ETA: detenciones e ilegalización de Batasuna

Salen a la luz declaraciones inéditas del recientemente fallecido exministro del Interior en las que revela aspectos trascendentales de la lucha antiterrorista

17.05.2019 23:48 h.
5 min

Una semana después del fallecimiento de Alfredo Pérez Rubalcaba y coincidiendo con la detención del histórico líder de ETA Josu Ternera, se han difundido fragmentos inéditos de una entrevista realizada hace dos años al ex secretario general del PSOE y exministro del Interior en la que analizaba las claves para acabar con ETA.

En la conversación con el periodista Manuel Campo Vidal --para la serie 40 años de democracia, del Canal Historia--, Rubalcaba destacaba como elementos nucleares en la etapa final de la lucha contra la banda terrorista --en la que él fue protagonista de primer nivel-- la unidad política, la colaboración internacional, la ilegalización de Batasuna --que él impulsó-- y, especialmente, la coordinación de fuerzas de seguridad del Estado, fiscales y jueces para perseguir a los etarras y a los que les daban cobertura.

Ruptura ETA-Batasuna

El exvicepresidente del Gobierno explicaba que la ruptura entre ETA y el entorno de Batasuna fue un momento fundamental. Y que esto no se debió a un ejercicio de reflexión ética de los batasunos sino al miedo a acabar en la cárcel como los etarras.

“¿Por qué rompen [Batasuna y ETA]? No tengo ninguna prueba de que Batasuna haya hecho ninguna autocrítica moral de ninguna naturaleza. No dejan a ETA porque crean que lo que ha hecho es horrible. No. Es puramente un problema táctico, estratégico o de supervivencia. Es que ETA se acaba y, si no rompemos con ETA, nos vamos con ellos al agujero y a la cárcel”, indicaba. Y añadía: “El nudo gordiano es este: son las fuerzas de seguridad, los jueces, los fiscales, la unidad política. Es el Estado democrático el que gana. Y Batasuna no tiene más remedio que hacer lo que hace”.

Reproches a Otegi

Rubalcaba también tenía reproches para el líder de EH Bildu y exterrorista de ETA, Arnaldo Otegi: “Cuando oigo a Otegi ahora decir que si nosotros… Vosotros dejasteis a ETA porque yo detuve a Txeroki, olvídate. Si no nos llevamos a Txeroki y a Ata, vosotros no os hubierais atrevido jamás a dejar a ETA, y si no hubierais pensado que ibais a la cárcel”.

“Porque eran las dos cosas: primero, que ETA estaba muy débil porque le estábamos dando golpes muy duros, y segundo, que teníais pánico de que en su caída os arrastrara porque acabaríais siendo una parte de ETA y por tanto en la cárcel. Esta es la ruptura, y la ruptura fundamental”, añadía.

El pacto de Ajuria Enea

Rubalcaba también ponía en valor el pacto de Ajuria Enea, firmado en 1988 por todos los partidos políticos excepto Herri Batasuna para combatir a la organización terrorista ETA.

“El Pacto de Ajuria Enea es definitivo, es lo más completo que hizo España en la lucha contra el terrorismo, ahí está todo: la policía, la cooperación de Francia, los jueces y los fiscales, la cosa política, el posible diálogo. Es cuando los demócratas nos ponemos de acuerdo”, destacaba.

“Paz por presos”

En la entrevista, Rubalcaba reflexionaba sobre la estrategia de “internacionalizar” la lucha contra la banda terrorista, la batalla mediática contra el mito de “la imbatibilidad” de ETA, el compromiso del exlehendakari Josu Jon Imaz, la colaboración con las autoridades francesas e incluso el apoyo tecnológico de Estados Unidos.

Finalmente, el exministro del Interior admitía que hubo “tres momentos” en los que desde el Gobierno “se intenta hablar con ETA”: con Felipe González, con José María Aznar y durante su etapa con José Luis Rodríguez Zapatero. Un acercamiento a los terroristas que siempre buscó “una ecuación”: “paz por presos” en el marco del Estado de derecho.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información