Menú Buscar
El Síndic de Greuges Rafel Ribó, en el Parlament / EUROPA PRESS

Ribó lleva a la comisaria europea su investigación sobre la labor policial en los disturbios

El Síndic de Greuges apuntala de este modo la investigación abierta por la Consejería de Interior de la Generalitat y la comisión parlamentaria anunciada por Quim Torra

22.10.2019 20:26 h. Actualizado: 22.10.2019 20:36 h.
5 min

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha enviado este miércoles una carta a la comisaria europea de Derechos Humanos, Dunja Mijatovic, para informarle sobre las investigaciones que está llevando a cabo a raíz de las actuaciones policiales en las protestas contra la sentencia del procés independentista.

A través de un comunicado, la institución explica que la comunicación se produce después de que la comisaria alertara el lunes sobre el uso de pelotas de goma por parte de la Policía Nacional, e instara a los poderes políticos a preservar los derechos de manifestación y reunión.

El defensor del pueblo catalán denuncia la existencia de "muestras de violencia policial", al tiempo que destaca que los derechos de manifestación y reunión "no amparan comportamientos violentos contra las personas o el mobiliario urbano, que deben ser socialmente condenados y legalmente perseguidos".

"Proporcionalidad y rigor"

Ribó considera "necesario supervisar el papel de las administraciones públicas en su función de velar por la seguridad ciudadana, principalmente por medio de los cuerpos y las fuerzas de seguridad que, como legítimos depositarios del monopolio de la fuerza, deben actuar con proporcionalidad y rigor a la vez que garantizan el respeto de los derechos de todos".

El Síndic ha solicitado información a la Dirección General de la Policía de la Generalitat sobre la intervención los Mossos en varias protestas ciudadanas, como las que se produjeron en la estación de Sants, el asedio al aeropuerto, la Vía Laietana, y en varios cortes de carreteras y líneas de ferrocarril.

La investigación de Ribó se suma así a la abierta por la Consejería de Interior y la comisión investigadora del Parlament anunciada por Quim Torra este miércoles.

Análisis de la sentencia

También se ha pedido información al Ministerio del Interior sobre la participación del cuerpo de la Policía Nacional en la contención de las manifestaciones, y ha dado traslado de la actuación de oficio al Defensor del Pueblo español.

En su carta a Mijatovic, Ribó también le informa de que ha pedido información a la Consejería de Salud para conocer el número y el alcance de las lesiones sufridas por policías y manifestantes, y que se abrirá una línea de investigación sobre las detenciones.

El Síndic se compromete a establecer un canal permanente de comunicación para trasladar puntualmente a la comisaria europea la evolución de la situación. Y le invita a participar en un seminario que tendrá lugar en noviembre en la sede del Síndic "para examinar con detalle la sentencia y su posible afectación al ejercicio de derechos y libertades".

Protesta de periodistas por las agresiones en los disturbios

Por otra parte, un centenar de periodistas se han concentrado este martes en la plaza Catalunya de Barcelona para protestar por las agresiones que profesionales de los medios de comunicación han sufrido en los últimos días, por parte de policías y de manifestantes, en los disturbios de las protestas contra la sentencia del procés.

En el acto, convocado por sindicatos y asociaciones de periodistas, varios portavoces han tomado la palabra para expresar la "indignación" de los profesionales por la violencia con la que la prensa ha sido tratada en los últimos días.

Manifestación de periodistas contra las agresiones sufridas en los disturbios del 'procés' / EUROPA PRESS
Manifestación de periodistas contra las agresiones sufridas en los disturbios del 'procés' / EUROPA PRESS

Según datos del Observatorio Crítico de los Medios, 65 profesionales de la información han sido agredidos tanto por parte de agentes de los cuerpos y fuerzas de seguridad como de manifestantes violentos.

El manifiesto carga contra la actuación de los cuerpos policiales, tanto Policía Nacional como Mossos d'Esquadra, ya que "ataca directamente el ejercicio de la libertad de expresión y de libertad de prensa".

El texto incide en la "total" reprobación por la detención de dos periodistas y ha exigido que los manifestantes no "paguen" con los profesionales que cubren actos en la calle el hecho de no estar de acuerdo con según que tratos informativos.